La ciudad de Bariloche movilizada en contra del tarifazo del gas

Vecinos, comerciantes, empresarios y funcionarios comunales del oficialismo y la oposición se unieron en Bariloche para protestar en conjunto en contra del tarifazo registrado en las boletas de gas, con subas de hasta el 2.000%, mientras que el intendente Gustavo Gennuso presentará un recurso de amparo para frenar la suba.

El aumento, considerado como exorbitante y disparatado, amenaza con poner en serio riesgo la próxima temporada de invierno, advirtieron hoteleros y gastronómicos, cuando resta poco más de un mes para la llegada de esa estación clave para la economía de esta turística ciudad y sus alrededores.

“Vamos a presentar un recurso de amparo ante la Justicia Federal para frenar este aumento que es impagable”, afirmó el intendente Gennuso. El jefe comunal dijo que hay hoteles que deberán pagar tarifas de gas de hasta 400 mil pesos y clientes residenciales de entre 2.000 y 3.000 pesos.

“En el caso de los hoteles, ya tienen cubierta la temporada y van a perder plata, y si suben las tarifas no será competitivo como destino turístico”, indicó el funcionario. Además, dijo que cuentan con el apoyo de otros intendentes y gobernadores de la región patagónica y sostuvo que si bien el Gobierno nacional ya fue anoticiado “aun no tuvimos una respuesta”.

En el marco de las actividades para protestar por el tarifazo, Genusso dijo que el 25 de mayo podrían llegar a realizar algún tipo de manifestación pública junto con organizaciones sociales.

En las escalinatas del Municipio en el Centro Cívico barilochense, vecinos “autoconvocados contra el aumento despiadado del gas” juntarán firmas hasta el viernes que viene en el marco de una campaña que se inició este lunes y que tiene por objetivo presentar un recurso de amparo colectivo en busca de poner retrotraer el incremento tarifario. Los impulsores de la medida aseguraron que boletas de gas de servicios residenciales registraron saltos de 300 a 2.300 pesos después de los incrementos autorizados por el gobierno nacional en tarifas de prestaciones públicas.

En Bariloche, deben reunirse unas 5.000 firmas como mínimo para avanzar con una medida judicial como la que pretenden los vecinos, que afirmaron que los aumentos “no son del 300% como había anunciado el Gobierno” de Mauricio Macri, sino “del 1.000 al 2.000%” en esta ciudad, donde presta servicios la compañía Camuzzi Gas del Sur.

Para este jueves, está prevista una “asamblea de vecinos” a partir de las 17:00 en el Municipio de Bariloche, donde autoridades de la Asociación Hotelera Gastronómica local dijeron que se han registrado en el sector subas de hasta el 2.800% que podrían forzar a muchos establecimientos a mantener cerradas sus puertas durante la próxima temporada de invierno. Joaquín Escardó, gerente de esa entidad, que agrupa a unos 600 hospedajes y 200 establecimientos gastronómicos, enfatizó que tras los aumentos, hoteles que abonaban en promedio $5.000 de gas, pagarán $65.000, y en el caso de pequeños complejos de cabañas, las boletas saltaron de $800 a $5.000.

En la Asociación temen que las facturas de gas lleguen a los 200.000 pesos en pleno invierno, en el caso de que resulten infructíferas las gestiones oficiales que se están realizando en pos de frenar esta disparada.

En este sentido, el intendente Gustavo Gennuso viajó a Buenos Aires para mantener reuniones con funcionarios nacionales en busca de frenar o al menos aligerar los incrementos. El jefe comunal trabaja con el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, en una estrategia conjunta en pos de ese objetivo y dirigentes de la oposición también se unieron al reclamo.

Los empresarios barilochenses saben que la crisis en Brasil traerá aparejada una consecuente caída del turismo procedente de ese país vecino y los balances contables de establecimientos hoteleros y gastronómicos podrían verse incluso más perjudicados si Weretilneck y Gennuso no logran convencer al Enargas de que revise con urgencia los aumentos aplicados.

En declaraciones al portal web Bariloche2000, el presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (FEHGRA) nacional, Roberto Brunello, resaltó que la suba en las tarifas de gas es una medida desmedida y aseguró: “La solución debe venir desde el Estado, no nos podemos callar ante tamaña situación”. “Nunca hemos reclamado algo que no corresponda, pero en este caso es preocupante (…) Las tarifas (turísticas) ya han sido vendidas, no se puede incorporar este aumento, la gente ha comprado hace dos o tres meses, es muy preocupante lo que está pasando”, manifestó.

Asociaciones hoteleras y cámaras de turismo de Villa La Angostura, en Neuquén, y de El Calafate, en Santa Cruz, llevan a cabo por estas horas reclamos similares a los que se escuchan en Bariloche, en tanto la delegación Patagonia de FEHGRA declaró el estado de emergencia económica.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *