Parlamento venezolano investigará si Podemos fue financiado por el chavismo

Una comisión de la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, investigará si el partido español Podemos, cuyos fundadores fueron asesores del difunto presidente venezolano Hugo Chávez, fue financiado por el gobierno de éste último. La “Comisión de Contraloría del parlamento venezolano investigará presunto financiamiento a Podemos, por más de 7 millones de euros”, aseguró el presidente de dicha comisión, Freddy Guevara Cortez, en su cuenta oficial en Facebook.

Podemos reaccionó en Madrid a través de su número tres y cofundadora, Carolina Bescansa, quien se limitó a calificar de “falso” que Podemos se hubiese financiado con dinero del gobierno venezolano y recordó que la justicia española ya ha archivado varias querellas por presunta financiación irregular presentadas contra ellos.

Según los diarios españoles El País (centroizquierda) y El Mundo (centroderecha), los pagos investigados por la asamblea venezolana se habrían realizado entre 2003 y 2011 a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales, formada por varios politólogos españoles que posteriormente participaron en la creación de Podemos.

El anuncio de Guevara estaba acompañado de un documento según el cual el gobierno venezolano habría pagado un total de 7,168 millones de euros (8,063 millones de dólares). “Es una cifra sumamente elevada para tratarse solamente de asesorías y apoyo técnico”, consideró Guevara y agregó: “Debemos investigar (el) verdadero destino de una cantidad tan elevada de dinero, especialmente en momentos en los que Venezuela atraviesa una crisis humanitaria sin precedentes”.

El documento involucra a tres personas: Rafael Isea, exministro de Finanzas del presidente Chávez; Pablo Iglesias, actual secretario general de Podemos; y Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores del partido y su principal ideólogo hasta hace un año.

En medio de una gran polémica en España y de tensiones dentro de su formación, Monedero, de 53 años, dimitió en abril de 2015 de la dirección de Podemos. Había sido duramente criticado por haber cobrado, en 2013, 425.000 euros del Banco del Alba, formado por los bancos centrales de los países de la Alianza Bolivariana, por la elaboración de un informe económico. En una comparecencia pública desmintió rotundamente que dicho dinero hubiese servido para financiar a Podemos, partido creado en enero de 2014, lo que sería ilegal en España.

Los españoles están llamados a las urnas el 26 de junio, para unos comicios en los que una coalición liderada por Podemos podría convertirse en la segunda fuerza política, detrás de los conservadores del Partido Popular (PP) y por delante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

 

Fuente: Noticias Argentinas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *