Macri dijo que la corrupción llegó a “niveles inéditos” durante el kirchnerismo

El presidente Mauricio Macri consideró el sábado que la corrupción llegó a “niveles inéditos” durante el kirchnerismo, aunque reconoció que es un problema “estructural” de la Argentina. “Claramente fue estructural, sin duda. Creo que la corrupción en general ha acompañado las últimas décadas y en la última creo yo que llegó a niveles inéditos”, sostuvo el mandatario.

En una entrevista con el diario salteño El Tribuno, el jefe de Estado resaltó que “la obra pública tiene que ser sinónimo de alegría, de futuro, de mejora de la calidad de vida y nunca más sinónimo de corrupción, de cajas y de abusos”.

A la vez, el líder del PRO se definió como “el político que más transparencia ha tenido sobre su situación personal”, al destacar que “siempre” incluyó todos sus bienes personales en sus declaraciones juradas.

De esta manera, el jefe de la Casa Rosada insistió con sus críticas al exfuncionario kirchnerista José López, ya que tras su detención había resaltado que el caso del dirigente peronista tucumano “más allá del bochorno, la indignación que ha despertado en todos los argentinos, claramente tiene que ver con una mala forma de hacer política”.

 

Macri defendió al ministro de Energía

El presidente Mauricio Macri salió a defender al ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, de los cuestionamientos por los aumentos de tarifas y de combustibles, y destacó la “capacidad y honestidad” del funcionario.

El jefe de Estado consideró que “no son justos” los “ataques” recibidos por Aranguren a partir de los fuertes incrementos en las tarifas de luz y gas, que ya generaron protestas en las calles por parte de comerciantes y pequeñas y medianas empresas (pymes). Incluso, dijo que “si Aranguren hubiese sido el ministro de Energía de los últimos quince años, hoy la Argentina tendría toda la energía que necesita con diversidad de fuentes y más económica de la que la tenemos hoy”.

En una entrevista publicada el sábado por el diario El Tribuno de Salta, Macri también rechazó que exista incompatibilidad del ministro de Energía para ser funcionario público por poseer acciones de la petrolera Shell. El presidente dijo que Aranguren “dedicó toda una carrera” a esa petrolera y se retiró para “hacer un aporte a su país”.

Dijo que “frente a un tipo de la honestidad y la capacidad” de su ministro “los ataques que ha recibido no son justos”.

Sobre los ajustes de tarifas, Macri dijo que si toma estas “decisiones a veces difíciles para sincerar la economía” es porque siente que “es el camino”. Insistió en que “si hubiese habido alguna posibilidad de no aumentar alguna tarifa la hubiese tomado, pero no hay manera” y en que le “duele” aplicar los incrementos. Pero enfatizó que “es solamente el camino hacia donde tenemos que ir porque la energía es un recurso escaso, y la Argentina, por haber aplicado una mala política, no tiene energía, tiene que importar”.

 

Dijo que la reactivación llegará “sobre el final”del segundo semestre

El presidente Mauricio Macri pronosticó ahora que la reactivación económica se producirá recién sobre el final del segundo semestre y se mostró confiado en que en el 2017 la Argentina “volverá a crecer”.

Macri dijo que el crecimiento se producirá en “etapas, primero con una drástica baja de la inflación, que es el principio de todos los males que hemos tenido, producto de un desorden fiscal muy grande”. “Eso trajo estancamiento, que hace cinco años no se genere empleo en la Argentina. Para salir de la pobreza hay que generar trabajo, mucho trabajo, principalmente en el norte argentino”, en un reportaje publicado el sábado en El Tribuno de Salta.

Estimó que “la primera etapa, para que vuelva a haber inversión que nos lleve al trabajo es salir de la inflación, y eso lo vamos a lograr en el segundo semestre como lo prometí”. “Tengo esperanza de que también en el segundo semestre el enorme impulso que han tomado las inversiones ya generen una dinámica de crecimiento, más allá de la recesión de Brasil que nos afecta”, indicó.

El jefe de Estado, que había proyectado una recuperación desde el arranque mismo del segundo semestre, ahora moderó su pronóstico en medio de reportes negativos que llegan desde la industria y el comercio. Dijo que la reactivación será producto de la baja de la inflación y la inyección de inversiones, y se observará “sobre el final del segundo semestre” para lograr que “en el 2017 volvamos a crecer”.

“Prometí destrabar la economía, lo hicimos en el primer semestre y en el segundo una baja de la inflación apuntando a que en 2017 volvamos a crecer. Después de cinco años volver a crecer es fundamental”, destacó.

El presidente consideró que “hay sectores que ya están creciendo y otros que están en recesión, es muy desparejo”. “Estamos buscando cuidar los trabajos que tenemos y cuidar el nivel de la actividad, pero a la vez, de la mano de la inversión, generar otra dinámica. Son las cosas que estamos evaluando y monitoreando minuto a minuto”, indicó.

Admitió que las inversiones extranjeras no llegaron en “términos acumulativos pero sí con la puesta al día de lo de los bonistas recibimos seis veces más oferta de la que necesitamos. En la primera licitación de energía para comprar energía a quince años, recibimos siete veces más oferta de lo que necesitamos”.

Macri dijo que “los anuncios que ya han habido de inversiones hasta el momento son de más de 16.000 millones de dólares, más 4.000 millones que esperamos sumar en las próximas semanas nos llevan a veinte mil millones, eso es cinco veces más que el año pasado”.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *