Earl se convirtió en huracán y puso en alerta a Centroamérica

La tormenta tropical Earl se convirtió el miércoles en huracán categoría I antes de golpear los territorios de México, Belice, Guatemala y Honduras, países que se encuentran en máxima alerta para enfrentar la emergencia.

“La tormenta tropical Earl se ha fortalecido a Huracán Categoría I, se ubica a 240 kilómetros al este de Belice”, informó el vocero de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres de Guatemala, David de León.

Las autoridades de protección civil tomaron precauciones para minimizar el impacto del huracán en las poblaciones más vulnerables. En las cuatro naciones declararon alertas para actuar rápidamente ante la posibilidad de intensas lluvias, inundaciones y fuertes oleajes, según sus organismos de protección civil.

El país que parece más expuesto a la trayectoria de la tormenta es Belice, cuya agencia de protección civil anticipó que Earl podría hacer impacto en sus cayos y localidades al sur de la antigua capital de Belice entre la noche del miércoles y la madrugada de jueves.

Belice suspendió las operaciones gubernamentales no esenciales el miércoles y cerró los aeropuertos del país así como los puertos marítimos de carga y turismo, según la Organización Nacional de Manejo de Emergencias.

El gobierno estableció varios albergues para pobladores en áreas propensas a inundaciones y pidió al resto de la población permanecer en sus casas durante la tormenta.

En el caso de Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) decretó el miércoles alerta roja en la zona del Caribe al acercarse la tormenta a la isla de Guanaja, una de las mayores del departamento Islas de la Bahía, donde se encuentra Roatán, el principal destino turístico de esa nación.

También en Guatemala las autoridades departamentales impusieron alerta en los departamentos norteños de Petén e Izabal.

México advirtió que los estados sureños de Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán podrían verse afectados por fuertes lluvias y viento, según un comunicado de la Comisión Nacional del Agua.

El encargado del despacho de la Coordinación de Protección Civil de Quintana Roo, Juan Granados Ontiveros, comentó que por los efectos de Earl emitieron una alerta amarilla. Debido a que “estamos a unos 100 kilómetros de Belice o un poco más, vamos a sentir fuertes vientos y rachas huracanadas en el sur de la capital” de ese estado, aseveró Ontiveros.

De acuerdo con el funcionario mexicano, la entidad cuenta con 778 refugios, de los cuales se habilitarán los de la zona sur del estado como medida preventiva para atender a los pobladores que deban abandonar las zonas bajas.

Por su parte, la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante llamó a navegantes de todo tipo de embarcaciones a no hacerse a la mar en las costas y zonas marinas de Quintana Roo y el Canal de Yucatán.

Sin embargo, los puntos turísticos más al norte del estado, como Cancún, Holbox, Playa del Carmen, Puerto Morelos e Isla Mujeres, continúan con actividades casi normales, pues las lluvias fuertes se alternan con horas de intenso sol.

La ocupación hotelera es superior al 83,% tanto para Cancún como para Playa del Carmen. Los aeropuertos continúan actividades normales y sólo las góndolas de los centros comerciales se observan un poco vacíos, pues la población acudió a hacerse de víveres previendo alguna contingencia.

En tanto, como medida de precaución, tanto en Honduras como Guatemala suspendieron las clases en los lugares que podrían ser afectados.

En Honduras también cerraron los aeropuertos internacionales de Roatán y La Ceiba, así como la terminal aérea local del departamento de Gracias a Dios.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *