Seguirá detenido el joven que amenazó a Mauricio Macri por Twitter

La Cámara Federal ordenó que siga detenido Miguel de Paola, el joven que está acusado por amenazar a través de la red social Twitter al Presidente de la Nación, Mauricio Macri. Lo hizo al desestimar un pedido de excarcelación de De Paola, de 21 años, quien está procesado por intimidación pública agravada por la ley antiterrorista y podría recibir una pena máxima de 12 años de prisión.

Los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler confirmaron así la prisión preventiva dispuesta en primera instancia por la jueza federal María Servini de Cubría.

De Paola fue detenido tras un seguimiento hecho por la red social Twitter a partir de que en la cuenta “@HassanABujaaaf se habían redactado mensajes en árabe con amenazas diversas y fotografías. “Existen a la fecha diligencias probatorias pendientes de producción. Ellas estarían dirigidas a ahondar la investigación en torno a las posibles vinculaciones del imputado con cuentas de redes sociales generadas desde el exterior en la cual se anunciaban ataques de similar tenor a los presagiados en los mensajes emitidos”, indicó la Cámara Federal.

Los jueces advirtieron que las tareas investigativas pendientes “podrían verse perturbadas en caso de que durante su desarrollo éste permanezca en libertad”.

Por otra parte, tuvieron en cuenta al tomar la decisión que, al momento de allanarse su domicilio particular, De Paola tenía una escopeta.

En el fallo, los jueces ordenaron que un “médico psiquiátrico” analice a De Paola para determinar “si reviste características de las cuales pueda comprenderse que resulte peligroso para sí o para terceros, especialmente en lo que refiere a eventos del tenor del analizado”. Además, le ordenaron a la jueza Servini de Cubría avanzar en la investigación sobre una cuenta generada en Perú desde la cual se emitieron “mensajes amenazantes hacia nuestra ciudad y a requerir información periódica del avance de la investigación que ese país eventualmente desarrolle al respecto”.

El 29 de julio pasado Servini de Cubría recibió un alerta de la Policía Metropolitana por una serie de tuits escritos en idioma árabe en la cuenta @HassanAbujaaf con amenazas a Macri, edificios comerciales, el subterráneo porteño y transporte público, entre otros objetivos. Tras información proporcionada por Twitter, al día siguiente, la Justicia allanó una vivienda en la que fueron encontrados De Paola y Walter Ovejero, así como la computadora desde la cual se habían escrito los mensajes.

Al ser indagado, De Paola asumió la responsabilidad de lo sucedido, ya que aseguró que utilizó la conexión de Internet de su sobrino, aunque argumentó que lo había hecho como parte de “una broma”.

De Paola fue procesado con prisión preventiva por ser autor del delito de “intimidación pública” agravado por las disposiciones del artículo 41 de la ley 26.734, denominada antiterrorista, que eleva la pena mínima, dos años, y máxima, seis años, al doble. Esa norma indica: “Cuando alguno de los delitos previstos en este Código hubiere sido cometido con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo, la escala se incrementará en el doble del mínimo y el máximo”. En tanto, Ovejero recibió un procesamiento como partícipe necesario del mismo delito y sin prisión preventiva.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *