Se agravaron los incendios que azotan a las sierras de San Luis

Los incendios que azotan a la provincia de San Luis desde hace ocho días se agravaron este viernes con las fuertes ráfagas de viento en la zona de Los Molles, que provocaron el avance del fuego, por lo que algunos de los lugareños tomaron la decisión de evacuar la zona por motivos de seguridad, mientras cientos de bomberos y brigadistas trabajan sin descanso para aplacar las llamas.

El presidente Mauricio Macri manifestó el sábado la “gran preocupación” del Gobierno por los incendios, al tiempo que afirmó que está “a disposición de la provincia para ayudar”. “Acompañamos con gran preocupación la situación de los incendios en San Luis. Estamos a disposición de la provincia para ayudar”, señaló el jefe de Estado a través de su cuenta de Twitter.

El jefe de la División Bomberos de la provincia, Rafael Godoy, confirmó el sábado que por el incendio no había víctimas ni viviendas afectadas. “Cerca de las 4 de la tarde (del viernes) el fuego comenzó a llegar a una zona poblada, ayudado por el viento, en la zona de Los Molles, y empezó a bajar bastante fuerte. Trabajamos para sacar el fuego del camino a las casas. La gente se puso nerviosa por la cantidad de fuego, pero no tenemos noticias que haya alcanzado a alguna vivienda del lugar ni a personas ni ganado, porque es una zona de campo”, explicó Godoy.

El funcionario precisó que la localidad afectada por el siniestro tiene una población reducida, “con casas diseminadas en una área de superficie bastante grande”, y afirmó que unas 250 personas trabajaban para extinguir las llamas.

A su vez, el subjefe de la Policía de San Luis, Claudio Latini, le informó que no había víctimas ni casas arrasadas por las llamas, aunque sí autoevacuados.

Bomberos de la Policía y voluntarios de distintas localidades, junto a brigadistas de San Luis Solidario y equipos de salud estaban involucrados en el operativo para combatir el incendio en Los Molles, ayudado por dos aviones hidrantes y otro observador que fueron enviados por el Gobierno nacional. Se apuntaba a salvaguardar a los habitantes del paraje situado entre Suyuque y Villa de la Quebrada, a 30 kilómetros de la ciudad de San Luis.

Pese a las fuertes ráfagas de viento que complicaron la lucha contra el incendio, los responsables del operativo aseguraron que el fuego “está controlado”.

Por su parte, el gobernador Alberto Rodríguez Saá pidió tener “precaución y tranquilidad” y “cuidado con la información errónea y falsa que circula por las redes”. Además, aprovechó a agradecer “el enorme esfuerzo de todos los que en este momento se encuentran trabajando para revertir esta lamentable situación”.

En tanto, un incendio en Estancia Grande estaba momentáneamente controlado ya que se pudieron extinguir las llamas con tareas de contrafuego realizados por Bomberos Voluntarios que trabajaron en el lugar.

En la zona de Virorco, el fuego se encontraba en lo alto de las serranías lo que se hacía imposible el acceso y ponía en riesgo la integridad de los de bomberos por lo que estaba en fase de observación.

Se indicó que el Gobierno provincial está asistiendo permanentemente a las personas que están trabajando en la lucha contra el fuego en los diferentes focos de incendio proveyendo de viandas, agua mineral envasada, fruta, leche y toda la logística que se requiera en esta situación de emergencia. También se trabaja en forma conjunta con el Ministerio de Medio Ambiente y de Salud provinciales ya que en todos los frentes de incendio hay ambulancias y equipo sanitario apostado para cualquier eventualidad que surja, se informó oficialmente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *