EEUU: Alcaldes prometen ayudar a los indocumentados

Un grupo de alcaldes de las llamadas “ciudades santuario” para migrantes se comprometieron en México a respaldar a los indocumentados frente a las políticas del futuro presidente Donald Trump, que prometió deportar a tres millones de ellos con antecedentes penales.

Los intendentes estadounidenses, que asistieron a la Cumbre del Grupo de Liderazgo Climático C40 que deliberó el fin de semana en la Ciudad de México, anticiparon que resistirán cuanto puedan las políticas de Trump y seguirán bregando por la integración.

“Aunque muchos querrán deportar a los inmigrantes no lo vamos a hacer”, subrayó el alcalde de Phoenix, Greg Stanton, en tanto el vicealcalde de Nueva York, Anthony Shorris, señaló que en las ciudades santuario “prevalecerán los ejes de la inmigración, la integración y el poder de la imaginación que emana de esas fuerzas”.

“Sería algo muy perjudicial” llevar a cabo deportaciones masivas como lo ha prometido Trump, porque dañaría “la gran historia de Estados Unidos”, afirmó.

En tanto, el alcalde de Seattle, estado de Washington, Ed Murray, indicó que seguirán trabajando con la comunidad internacional porque “mientras unos hablan de construir muros otros creemos que podemos tender puentes”. “No somos ingenuos respeto al entorno político al que nos enfrentaremos en el futuro, pero podemos seguir ejerciendo liderazgo”, indicó.

Otros alcaldes que propusieron unir fuerzas para apoyar a los inmigrantes fueron los de Muriel Bowser (Washington), Charlie Hales (Portland, Pregon) y Steve Alder (Austin, Texas).

Se calcula que hay más de 300 ciudades y condados “santuario” que se preparan desde semanas antes de la asunción de Trump el 20 de enero próximo para una “guerra sin cuartel” contra el magnate sobre todo en defensa de los migrantes vulnerables, aunque enfrentan amenazas de represalias como la pérdida de fondos federales.

Cuando era candidato republicano, Trump prometió “cero tolerancia” contra “inmigrantes criminales”, y eliminar fondos federales para las administraciones locales que no cooperaran con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) a la hora de detener a inmigrantes “sin papeles”.

Entre las metrópolis refugio figuran grandes ciudades consideradas “templos de la tolerancia racial” como Nueva York, San Francisco y Chicago.

El director en Nueva York del Instituto de Política Migratoria (MPI), Muzaffar Chishti, afirmó desconocer “qué hará la nueva Administración o cómo van a castigar a estas jurisdicciones, y las posibilidades son múltiples, pero aún las grandes ciudades podrían sufrir un enorme impacto si pierden sus fondos federales”.

“Creo que lo más probable es que habrá negociaciones cuando surjan ideas de imponer sanciones para los que no colaboren. Muchos condados dirán que no pueden por temor a demandas, y estarán contra la espada y la pared”, expuso.

El MPI calcula que 1,9 millones de inmigrantes tienen antecedentes criminales, pero sólo 820.000 son indocumentados, y no tres millones como afirma Trump.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *