Apresuran trabajos para la reubicación de vendedores ambulantes

Bruno Jerez, subsecretario de Fiscalización y Gestión del municipio capitalino, se refirió al estado de las obras de remodelación y ampliación del edificio Big Mall, que realiza el propietario donde serán reubicados los vendedores ambulantes.

Se prevé que en pocos días queden finalizados dichos trabajos para que los  vendedores y feriantes que antes comercializaban sobre las calles Santiago del Estero, Iguazú y Zegada, retomen sus actividades con total comodidad.

Frente a las obras estructurales los feriantes se encuentran realizando su trabajo en inmediaciones del lugar. Sobre el tema, Jeréz explicó; “por ahora, se está trabajando en una etapa de remodelación del edificio Big Mall donde fueron reubicados los vendedores, para mayor comodidad de los comerciantes, vecinos y consumidores” y agregó, “estamos viendo que no se invadan paradas de colectivos ni se interrumpa el tránsito de peatones; la presencia de estos vendedores en la vía pública es transitoria mientras se concluye el techo de la ampliación”.

Las obras levadas adelante por el propietario del lugar se  prevé que estén finalizadas a la brevedad estimando un plazo promedio de 10 a 15 días.  Mientras tanto, varias direcciones municipales trabajan para mantener el orden, para mayor tranquilidad de los vecinos, permitiendo a la vez que los vendedores puedan comercializar como lo hacían cotidianamente,  con la seguridad de que en pocos días quedarán alojados en la ampliación del edificio, a resguardo de las inclemencias del tiempo, y trabajarán en forma regularizada y segura.

Por otro lado, una de las voces autorizadas por parte de los vendedores, Nelly Silguera, confirmó el carácter temporario de la situación, y explicó que ellos mismos están colaborando con las autoridades municipales evitando que se sumen personas extrañas al convenio alcanzado con el municipio en el Plan de Reordenamiento y Recuperación del Espacio Público.

“Ahora que van a colocar el techo en el predio, vamos a estar temporariamente en la vereda y el espacio verde contiguo, no es que hayamos tomado la calle; tenemos el permiso del Secretario de Gobierno, del Dr. Millón; esto fue consensuado, fue un acuerdo. Estamos todos ordenados y somos alrededor de 300 familias que tenemos que cuidar nuestra fuente de trabajo”, explicó la referente de los vendedores recientemente reubicados.

Por su parte, Alberto Guerrero, administrador del predio, explicó que esta medida se tomó para que la obra pueda finalizar a la mayor brevedad, puesto que no era viable la construcción con los vendedores dentro del predio,  “en los próximos días va a estar todo listo; los trabajos están avanzando rápido para que estén terminados en el plazo más breve para que la gente pueda ingresar, instalarse definitivamente y trabajar en el lugar”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *