Santos dará tierras y títulos a 800.000 familias campesinas

En un acto celebrado el sábado en la localidad de San Juan Nepomuceno, en el caribeño departamento de Bolívar, Santos puso como ejemplo que el Día del Campesino, en la localidad de Ramiriquí, departamento de Boyacá (centro), se entregaron más de 160 títulos de propiedad a igual número de familias.

Asimismo, recordó, según la agencia EFE, que la semana anterior firmó un decreto ley que permite agilizar el proceso para dar tierras a los campesinos pero con créditos, proyectos productivos, viviendas rurales y la infraestructura que necesita el campo para pagar una deuda de 200 años.

El presidente colombiano manifestó también que es necesario que los campesinos también tengan proyectos productivos e infraestructura.

Finalmente, señaló que la paz traerá ventajas al campo, lo que lo impulsa continuar en su política para los campesinos “hasta el último día” de su gobierno y de su vida, aseguró.

Por su parte, las FARC pidieron tierras para la reintegración de sus miembros, luego del decreto presidencial sobre la creación del Fondo Nacional de Tierras.

Después de que el presidente Santos promulgó el decreto con fuerza de ley que crea el Fondo Nacional de Tierras, Iván Márquez, uno de los jefes de las FARC, pidió que parte de las tierras que se van a repartir de ese fondo sean para los guerrilleros ya desarmados que volverán a su antigua vida de campesinos.

“Siendo el problema de la tierra la nuez del conflicto, nos extraña que no se les otorgue tierra a los guerrilleros campesinos”, dijo Márquez, al recordar que ese ha sido un reclamo histórico de las FARC, citado por el diario local El Tiempo.

De esta manera, la tierra, uno de los factores que dieron inicio al conflicto armado en el país hace más de medio siglo, vuelve a ser motivo de discusión entre el gobierno y las FARC.

Ante las especulaciones que surgieron en torno a que todas las tierras serían para las FARC, el Gobierno salió a insistir en que los grandes beneficiarios serán los trabajadores del campo y las asociaciones rurales.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *