Concejales aprobaron el aumento en compartidos y remises amarillos

El Concejo Deliberante de la ciudad aprobó ayer dos ordenanzas –la N° 7058 y N° 7059- que establecen aumentos en las tarifas de taxis amarillos y compartidos. El mismo ronda el 20%.

Establece la actualización de las tarifas, una vez que la norma sea promulgada por el Ejecutivo, fijando la bajada de bandera diurna de los taxis de radio llamada, de $10,50 a $12,50, mientras que la ficha cada 100 metros pasará de $1,05 a costar $1,25, mientras que la bajada de bandera nocturna pasará a costar $15,00 y la ficha cada 100 metros $1,50. Por otro lado, la tarifa para los Taxis Compartidos Diurna pasará de $9,00 a $12,00, mientras que la tarifa Nocturna pasará a costar $15,00.

Al respecto, Aguiar explicó que “esto tiene una cuestión de carácter social, ya que hay tres mil trabajadores del volante, familias que viven de la tarifa del taxi y que no tenían un aumento salarial desde hace más de un año y tres meses”. Al tiempo que subrayó que “la última vez que se trató el tema en el Concejo Deliberante fue en el año 2015 y el último aumento que hubo fue en mayo del 2016, es decir, había una situación de necesidad por parte de este sector, y de esta manera colaboramos con la posibilidad de que tengan un aumento salarial que va a rondar del 20 por ciento”.

La norma no tuvo el acompañamiento de los concejales Miguel Morales, Facundo Figueroa Caballero y José Luis Bejarano, quienes previo a la votación manifestaron su postura en contra. Es importante aclarar que el concejal Federico Noro no pudo estar presente en la sesión.

La sesión contó con la numerosa presencia de trabajadores del volante, entre ellos Miguel Quiroz, quien afirmó que “estamos conformes, es una readecuación que venimos pidiendo desde el año pasado, no tenemos un aumento de tarifa desde mayo del año pasado, comparando con otras provincias estamos muy por abajo, con el agravante que nosotros tenemos el gas más caro. Estamos mejorando el servicio día a día”. Mientras que Rodolfo Herrera, manifestó que “entendemos que los primeros días la gente se resista, pero a la vez es consciente de la necesidad y de que todo subió. En nuestro sector aumentó el combustible, el mantenimiento del auto y los alquileres del mismo por parte de los dueños, así que hay que poner un poco de cada uno para salir adelante”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *