Preocupante: La Argentina es el país con más varones obesos de Latinoamérica

El 26,7% de la población masculina adulta de nuestro país es obesa, según estudios recientes publicados por la ONU para la Alimentación y Agricultura (FAO), y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Lo que ubica a la Argentina en la cima de las estadísticas a nivel regional.
El relevamiento “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe” presentado ayer en Santiago de Chile, muestra además que el hambre aumentó por primera vez el año pasado en la región, después de más de una década de retroceso, ubicándose un seis por ciento por encima de la medición anterior. Es que en seis de los 32 países medidos -entre los que se encuentra Argentina por una diferencia de sólo 0,2 puntos porcentuales- aumentó la desnutrición, que ya afecta a 42,5 millones de habitantes de la región, lo que representa un incremento de 2,4 millones de personas.
La contracara de la subalimentación es la obesidad, que representa igualmente un problema de salud pública en todos los países de la región americana.
Según el informe, Argentina tiene la mayor proporción de hombres adultos obesos (26,7 por ciento), seguido por Chile (24,8 por ciento), Bahamas (24,6 por ciento) y México (23,7 por ciento).
El informe demuestra también que la obesidad sigue siendo una problemática de salud que afecta mucho más a la población femenina y Argentina no es ajena a este fenómeno: el 30,1 por ciento de las mujeres sufre obesidad contra el 26,7 por ciento de los hombres.
Y el país se encuentra quinto entre las naciones sudamericanas con mayor proporción de población femenina adulta obesa, después de Chile (32,8 por ciento), Surinam (32,2), Uruguay (31,3) y Guyana (30).
En relación a Latinoamérica y el Caribe en su totalidad, Argentina se encuentra en décimo sexta posición entre los países con mayor proporción de mujeres adultas obesas.
El informe explica que “24 países de América Latina y el Caribe presentan una proporción de personas obesas en valores cercanos o superiores al 20 por ciento” y a nivel regional “todos los países han incrementado sus tasas entre los años 1980 y 2014”.
En Antigua y Barbuda, Argentina, Trinidad y Tobago y Uruguay, por ejemplo, cerca del 29 por ciento de la población es obesa; Chile en tanto, alcanza el 30; Bahamas, un 32.
Por el contrario, las menores tasas se encuentran en Haití, con un 11 por ciento de la población, y Bolivia, Guatemala, Honduras, Paraguay, Nicaragua y Ecuador, que presentan tasas inferiores al 20 por ciento.
“El consumo de productos ultraprocesados está directamente relacionado con el incremento en la prevalencia del sobrepeso y obesidad, así como de las enfermedades no transmisibles”, afirmó la Directora de la OPS, Clarissa F. Etienne.
FAO y OPS advirtieron hoy que si estos indicadores no se modifican, la región no podrá no cumplir con la meta de erradicar el hambre y la malnutrición en 2030, comprometida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
El Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina y el Caribe 2017 reporta los avances de los países de la región hacia las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), por primera vez desde la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
Además brinda a los responsables de elaborar políticas la información necesaria para proponer y avanzar políticas y programas que contribuyan a combatir el hambre, la desnutrición crónica y a detener el rápido avance de la epidemia de obesidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *