Tren Jujuy – La Quiaca: Concluye la puesta en valor de estaciones

En el marco de la recuperación del Tren Jujuy – La Quiaca, la Unidad Ejecutora Provincial lleva adelante trabajos de recuperación, refacción y puesta en valor patrimonial del exterior de las 8 estaciones del proyecto. En las estaciones de Volcán y Tumbaya, ya se encuentran en la etapa final de los trabajos que incluyeron, pintura, tejas, pisos y sanitarios.

La arquitecta Vanesa Toledo, a cargo de los trabajos de recuperación de las estaciones de Volcán y Tumbaya, señaló que se encuentran bastante avanzados los trabajos en ambas estaciones llegando ya a su etapa final.

Indicó que, para el caso de Volcán, en primer lugar, se realizó una evaluación del estado de los edificios junto a los arquitectos Jorge Tartarini y Carla Brocatto, asesores de edificios ferroviarios de Nación, quienes nos fueron guiando sobre los trabajos a realizar, siempre preservando el patrimonio de los lugares históricos.

La idea es preservar los edificios y ponerlos en valor, de manera que se los pueda ver cómo fueron en sus orígenes. Para ello, se hicieron trabajos de decapado de pintura para poder llegar a la pintura original. Se utilizaron también pinturas a la cal porque fue lo que se usaba en ese momento hasta alcanzar las tonalidades exactas para replicarlas en las ocho estaciones del proyecto.

Para recuperar los edificios, dijo, se utilizó un equipo de electroósmosis para bajar la humedad de las paredes hasta los cimientos, lo que garantiza que los edificios no tengan humedad ni salitre.

Explicó que en la estación de ferrocarril de Volcán se ubican tres edificios: la estación, la Casa de Piedra y la Casa Vagón. Es decir, tres construcciones distintas, una de material tradicional, una de piedra y la última de madera, cada una con un grado distinto de deterioro.

Por ello fue fundamental el aporte de la arquitecta Valentina Millón de la Comisión de Patrimonio y Monumentos que acompañó con su aporte trabajando en cada uno de los edificios de manera particular, que por su contextura, requiere de un tratamiento específico, distinto a la arquitectura tradicional.

 

En Tumbaya

En tanto en la estación de Tumbaya, se llevan adelante trabajos en el edificio Estación de Pasajeros; en la casa del guarda y el galpón de madera, edificios éstos que cuentan con la particularidad de ser parte de prototipos modelos que se utilizaron en toda la región.

Es decir, un patrón que se fue repitiendo en todas las estaciones de aquí hasta La Quiaca, lo que significa que todas las tareas e intervenciones que se realicen en esta estación se replicarán en las restantes, con los mismos códigos de pintura y demás.

En la estación de ferrocarril de Tumbaya se cambiaron íntegramente las tejas, porque las originales estaban muy dañadas. Es por eso que las que se pudieron recuperar fueron colocadas en la estación de Volcán y las que estaban muy dañadas fueron puesta a resguardo como valor patrimonial.

Finalmente, acotó que cada intervención buscó preservar el valor arquitectónico histórico, con materiales nobles y respetando las características de su construcción original, concluyó.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *