Se derrumbó el dólar por la presión de tasas y la toma de nueva deuda

El dólar cayó 10 centavos, mientras que el Tesoro colocó deuda en el exterior por €2.750 millones. Tenaris brilló en la Bolsa: subió 11% después de presentar balance

Hay cautela. Los empresarios y los inversores saben que queda un margen de dos años para endeudarse en el exterior. Si a partir de ese plazo no hay inversiones, no bajó el gasto público ni el déficit fiscal, el modelo comienza a hacer agua por todos lados.

Cada obstáculo que queda atrás revela el siguiente. Ahora, el mercado ve que la reafirmación del poder es un hecho y que el kirchnerismo dejó de ser el gran problema. Pero lo que viene es más árido que lo que se superó.

Por de pronto, el acuerdo con todos los sectores es clave y comenzó mal. La CGT rechazó las reformas laborales, el Poder Judicial se resiste a renunciar a privilegios, los empresarios reclaman por los más altos impuestos en determinados sectores y los gobernadores no quieren ceder recaudación. Todos están insatisfechos.

“Es normal, cuando lo que se quiere acordar es vital. Siempre los primeros pasos van a ser de negación”, señaló un empresario.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *