Salta: esperan una crecida récord del Pilcomayo y preparan una masiva evacuación

El Comité Permanente de Emergencias de la localidad salteña de Santa Victoria Este dispuso acciones preventivas ante la fuerte crecida del río Pilcomayo en sus altas cuencas, en Bolivia. Frente a este panorama el comité se prepara la eventual evacuación de 10 mil personas, algunas de las cuales serían alojadas en Pozo Hondo en Paraguay.

Según informó el diario El Tribuno, la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, junto al intendente Moisés Balderrama detallaron que el Comité trabajará en la evacuación voluntaria y preventiva de familias de las comunidades de misión La Paz, Km 1, Km2, La Bolsa y otros parajes aledaños. Son ellos quienes serían evacuados en Pozo Hondo donde el gobierno de Boquerón se encuentra acondicionando un albergue temporal.

En esa zona el río mantiene niveles superiores a los 6 metros. Por la información derivada del Sistema de Alerta Temprana del Pilcomayo, continuarán estos niveles e incluso mayor por al menos unos cuatro días más. A esto se suma la fisura de la represa Chimeo aguas debajo de Villamontes en Bolivia, río arriba de Santa Victoria Este.

La funcionaria provincial explicó que los registros en los puentes de Bolivia, Aruma y Villamontes afectan directamente a nuestra costa. Aruma registró un nivel de 8,10 metros a las 8 de la mañana, máxima registrada hasta ahora; mientras que en Villamontes se superarían los 5,50 metros pudiendo llegar a los 6 metros. Con estos datos en el puente de misión La Paz, de Santa Victoria Este, el cauce estaría superando los 8 metros.

El intendente Balderrama advirtió que estos valores del río son atípicos, ya que está llegando a un registro que no se manifestaba desde hace 10 años.

El Comité Permanente de Emergencias solicitó además asistencia a Nación para coordinar los operativos de traslado, en colaboración con Gendarmería y Ejército Nacional. También se requirió el envío de los elementos de primera necesidad necesarios para brindar contención a los damnificados. Por otra parte, se garantizó la atención sanitaria para todas aquellas personas que resultasen afectadas en su salud.

Por todo esto es que el municipio, especialmente la zona de la costa se encuentra en alerta máxima por inundaciones generalizadas a las que se suman las lluvias permanentes que contribuyen a la intransitabilidad de los caminos por lo que la situación es sumamente crítica.

Se estiman en esta región más de 1.000 familias afectadas hasta ahora y otras tantas aisladas y sin comunicación.

Con estos niveles y por las proyecciones de las crecidas por venir es que el comunicado dirigido a los pobladores es que “se ha decidido activar un operativo de evacuación general de toda la costa, que incluirá alrededor de 10.000 personas por lo que se sugiere a toda la población en riesgo que agilice los medios para evacuar sus casas ya que no se puede predecir el impacto de las inundaciones, ya que nunca se tuvo una crecida a estos niveles tan sostenida en el tiempo. Se ruega tomar conciencia de que la situación es muy grave y que lo primordial es resguardar la vida de las personas por sobre todas las cosas”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *