Por qué Juan Martín Del Potro puede ser el nuevo N°1 del mundo en cinco meses

La lesión en la muñeca de Juan Martín del Potro quedó en el pasado. El revés volvió a ser un golpe poderoso. El calendario lo manejará él a su gusto luego de confirmar que no
regresará a la Copa Davis. Dos títulos, una final y una semifinal sobre seis presentaciones son sus estadísticas en apenas tres meses.

Todo parece congeniarse de modo tal que el tenista de Tandil presentará batalla por apropiarse de los puestos de vanguardia en el ranking. Que este hecho histórico suceda depende de
su rendimiento pero, claro está, también de una serie de factores ajenos que por más complejos que sean no figuran en el listado de utopías.

La perspectiva permite especular con que dentro de cinco meses, cuando el US Open llegue a su fin, el nombre de Juan Martín puede aparecer en la cúspide del conteo mundial si las
situaciones se alinean a su favor.

ENTRE LA LESIÓN DE NADAL Y LA INCERTIDUMBRE DE FEDERER

La primera clave que le da esperanzas a Del Potro radica en un suceso extraño: la lesión de Rafael Nadal y el proceso de reflexión que vivirá Roger Federer tras no colmar las
expectativas luego de retomar el número 1 del mundo.

El español de 31 años tendrá actividad oficial por segunda vez en el año el próximo fin de semana cuando sea parte del equipo de Copa Davis de su país en la serie ante Alemania.

Una lesión en el psoas ilíaco de la pierna derecha le permitió jugar muy poco en el Abierto de Australia en lo que va del 2018 y su regreso se transformó en una incógnita.

El suizo, con sus 36 años a cuestas, se mostró dolido por la eliminación en primera ronda del Masters 1000 de Miami: “Es momento de tomar un descanso, alejarme de todo, volver a
los entrenamientos y trabajar”. Tras esa confesión, reconoció que volverá a ausentarse en la gira de polvo de ladrillo para renovar sus energías: “Estoy tratando de resolver algunas
cosas”.

PUEDE SER 2 DEL MUNDO EN 70 DÍAS

La gira de polvo de ladrillo presentará una particularidad para Juan Martín del Potro: será uno de los que menos puntos defenderá entre los ocho primeros del ranking mundial.

Transcurrirán 70 días hasta el final de Roland Garros, los cuales serán claves para sostener la ilusión de verlo 1 del mundo.

Roger Federer será el único que no tendrá que revalidar puntos hasta el comienzo de la temporada de césped, lo que seguramente le permitirá volver al número 1 del planeta sin jugar
ya que apenas lo separan 110 puntos de Rafael Nadal.

Precisamente el español estará en el polo opuesto: tendrá que preservar la mitad de los puntos que tiene en la actualidad. En este caso, lo que haga Nadal podría ser más
trascendental que las mismas actuaciones de Delpo para trazar un objetivo aún más claro.

Algo similar sucederá con el alemán Alexander Zverev (4 del mundo en la actualidad), que estará con la obligación de defender el 30% de la cosecha que ostenta gracias a su buena
producción en tierra batida durante el 2017.

Si bien advirtió que estudiará los pasos a seguir, la planificación del tenista de Tandil lo posiciona disputando el ATP 250 de Estoril, los Masters 1000 de Madrid y Roma, y Roland
Garros. Si logra presentar batalla en los últimos tres mencionados, la llama de la ilusión crecerá exponencialmente.

¿Qué precisa para saltar al 2 del mundo el 10 de junio cuando culmine el segundo Grand Slam de la temporada? Acumular presentaciones que oscilen entre los cuartos de final y
el título en esos eventos, en combinación con un traspié de Nadal y una actuación regular de aquellos que lo superan en el ranking.

PUNTOS QUE DEFENDERÁN DURANTE LA GIRA DE POLVO DE LADRILLO

1- Rafael Nadal 4680
2- Roger Federer 0
3- Marin Cilic 980
4- Alexander Zverev 1575
5- Grigor Dimitrov 200
6- Juan Martín del Potro 310
7- Dominic Thiem 2070
8- Kevin Anderson 395

¿PUEDE ALCANZAR EL NÚMERO 1 DEL MUNDO?

Está claro que ser número 1 del mundo es una condición reservada para aquellos elegidos que demuestran un rendimiento de excelencia durante una importante porción de la
temporada.

Juan Martín del Potro realizó un arranque de 2018 tan promisorio –21 triunfos y 5 derrotas– que se abrió las puertas para pelear por el primer puesto del ranking. Para que la
expectativa siga latiendo, deberá sostener su nivel durante la estadía en el polvo de ladrillo.

Si eso ocurre, será la hora de ir a la caza de Roger Federer, teniendo en cuenta que el contexto planteado lo transformaría nuevamente en propietario de la cima del ATP.
Recién a fines de septiembre Del Potro comenzará a cuidar su cosecha más importante del 2017. Eso significa que todo lo que consiga desde ahora hasta ese mes será pura ganancia.

Luego de Roland Garros, apenas deberá cuidar unos 225 puntos obtenidos el año pasado. En ese entonces acudirá a varias presentaciones más que interesantes para seguir
esquilando la diferencia hipotética con el suizo: el ATP 500 de Halle iniciará una secuencia de jerarquía que hilvanará un Grand Slam y dos Masters 1000, entre el césped y las canchas
duras.

En total, la cuenta grande pondrá a disposición del argentino 5000 puntos entre Wimbledon (2000 por ser campeón), Masters de Canadá (1000), Masters de Cincinnati (1000), Halle
(500) y Washington (500). Allí será el turno de utilizar la presión que pesará sobre la espalda de Roger: el suizo defenderá 3100 puntos a lo largo de esa gira.

Este túnel vertiginoso de torneos desembocará, sobre el final de agosto, en el US Open. El último Grand Slam de la temporada es en el que Delpo se siente más cómodo e irrumpe en el
horizonte como un momento soñado para todos los argentinos amantes del tenis: la oportunidad para dar la estocada final y así convertirse en la primera raqueta del planeta.

Sin dudas que la planificación es osada y hasta lo obligaría a incluir la conquista de uno de los tres torneos grandes en su ruta, pero el nivel que está mostrando Juan Martín luego de
sus extensos parates por lesión justifica la proyección. El proceso le pone por delante al menos ocho torneos importantes en los que cada triunfo serán una ganancia por partida doble:
no defiende demasiado y sus adversarios directos sí.

Las lesiones que mantienen el margen de la cancha a Novak Djokovic, Andy Murray y Stan Wawrinka le abren la puerta para discutirle el puesto con mayor calma a un Nadal que
permaneció este año en las sombras por sus dolencias y un Federer que se tomará un tiempo para recargar las energías.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *