El desafío de la materia prima para el Polo Maderero de Caimancito

En el marco de la entrega de maquinarias a carpinteros y el anuncio del parque industrial en Caimancito, el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles, se refirió a la falta de forestación de la zona y la fuerte apuesta a la producción de madera como alternativa económica en la región.

El funcionario repasó que la principal problemática del sector es la escasa materia prima disponible, producto de las “deforestaciones que por años se llevaron adelante sin ningún tipo de control” y perjudicaron gravemente al mercado, implicando hoy altos costos afrontados para la compra de madera en otras provincias.

“Este año llevamos forestadas más de 350 hectáreas y tenemos planeado avanzar, pero todo dentro de un manejo responsable. Salimos a convencer uno por uno a los productores con la ley puente que tenemos, con la cual prefinanciamos la plantación. Si bien esto es a mediano y largo plazo, estamos trabajando en la forestación”, ponderó el ministro.

En este marco, recordó las bondades naturales jujeñas, tomando como ejemplo un relevamiento realizado en zonas de Palma Sola, donde la tasa de crecimiento de especies forestales “es prácticamente en los mismos niveles que en Misiones y Corrientes”.

Asimismo, el referente oficial mencionó que se cuenta con un plan de extracción de maderas en El Fuerte, que serán destinadas a carpinteros de Caimancito y alrededores. Agregó que de unas 45 mil hectáreas del ingenio La Esperanza, 15 mil serán explotadas en el Centro Arrayanal, “quien va a proveer de madera a toda la zona en el marco de un sistema de explotación responsable de los bosques nativos, porque si no tenemos madera es muy difícil que crezca la actividad forestal en la región”.

“Queremos que los productores puedan progresar, no sólo en cuando a los diseños sino también en calidad y cantidad. Sabemos que tienen el potencial y queremos apoyarlos para que puedan producir de forma masiva”, enfatizó el ministro.

Parque Industrial
Por otro lado, Abud Robles recordó que la construcción del Parque Industrial de Caimancito se efectuará en un terreno de 5 hectáreas, cedido por la empresa Ledesma. Se iniciará con el cercado perimetral, limpieza, compactación y distribución de los terrenos.

En tanto, sostuvo que se ejecutará una línea de créditos blandos del Consejo de la Microempresa para cada carpintero, contando con tasas promocionales y un año de gracia. “La idea es que ellos puedan empezar a construir sus propias carpinterías y asentarse en esta zona industrial para comenzar a producir y generar mano de obra”, completó el funcionario.

Días atrás, trabajadores de establecimientos aserraderos y carpinteros de Caimancito recibieron diversas herramientas de manos del gobernador Gerardo Morales y el ministro Abud Robles, en el marco del convenio por Aportes No Reembolsables rubricado entre el Gobierno Provincial, la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), la Cooperativa de Trabajo “19 de Marzo” y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *