Jujuy conmemoró los cien años de la Reforma Universitaria

El vicegobernador Carlos Guillermo Haquim presidió ayer el acto de recordación del centenario de la Reforma Universitaria, que se realizó en la sede del Rectorado de la Universidad Nacional de Jujuy, oportunidad en la que destacó que este hecho tiene tanta trascendencia como la Revolución de Mayo y la Declaración de la Independencia, porque “marcó el inicio de una nueva historia en la Nación”.

También estuvieron en este acto la senadora nacional Silvia Giacoppo, las diputadas nacionales Gabriela Burgos y Alejandra Martínez; el rector de la UNJu, Rodolfo Tecchi; el exrector normalizador de la UNJu, Dr.Fernando Zurueta; el juez del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Pablo Baca; la ministra de Educación, Dra. Isolda Calsina y los legisladores provinciales Lourdes Navarro y Marcelo Nasif, entre otras autoridades.

Durante el acto, Haquim, Tecchi y Zurueta colocaron una ofrenda floral a la placa que recuerda a los jóvenes de la Reforma de 1918, mientras que el rector recibió por parte de la responsable del Centro de Producción Audiovisual de la UNJu una copia del documental que realizó sobre la reforma, además de disfrutar los presentes la interpretación de la Orquesta de Cámara de la casa de altos estudios de dos temas del recordado músico jujeño Ricardo Vilca.

En su mensaje, el titular del Poder Legislativo jujeño también destacó que es positivo que se recuerde a la Reforma Universitaria de 1918 ocurrida en Córdoba “como uno de los hechos más importantes de la historia del país y a aquellos que iniciaron esta lucha que hoy continua”, agregando que de uno de los frutos de esa gesta, como la Universidad de Jujuy, salieron las principales autoridades provinciales de la actualidad, como el gobernador CPN Gerardo Morales y el mismo, y como muchos jujeños de bien que han logrado su formación profesional en esta casa de estudios.

“Este tributo también le rendimos a aquellos que fueron héroes de la Nación, porque tenemos una universidad abierta, participativa, democrática, como ellos querían, y que sobre todo les brinda a los jujeños una calidad excelente en educación, que es ejemplo para el país y el mundo”, afirmó el vicegobernador, quien reiteró su felicitación a las autoridades de la UNJu que fueron electas en los comicios realizados semanas atrás, que fueron ejemplo de transparencia y participación, según resaltó. “Este proceso de transformación de la educación universitaria de Jujuy debemos acompañar, sostener y celebrar”, finalizó diciendo.

Por su parte, Tecchi dijo que se adelantó el acto de la Reforma en la UNJu, que se viene haciendo desde el 2014, porque el 15 de este mes, fecha del aniversario de ese acontecimiento histórico, se realizará la principal recordación en Córdoba, donde se convocará todo el sistema universitario público y privado de la Argentina. Puso de relieve que en 1918 solo había un puñado de universidades en el país, con solamente 8.500 alumnos, y que hoy hay 2 millones de estudiantes y más de sesenta universidades públicas y otras tantas privadas, lo que habla de la evolución del sistema. “En ese año los estudiantes desarrollan lo que fue el primer proyecto de ley universitaria, que recoge los principios de cogobierno, de democracia, de libertad y periodicidad de cátedra, se había empezado a discutir la gratuidad, que quedó plasmada en 1949 con un decreto del gobierno nacional. Fundamentalmente los reformistas generaron una agenda de trabajo en la que algunos puntos se concretaron en forma inmediata, otros tardaron algunos años pero se consiguieron, pero marcaron su influencia no solo en Argentina sino en Latinoamérica, y que algunos estudiosos señalaron que tuvieron incidencia en los hechos de París en la década del ´60. Pero la base de esa universidad moderna que idearon los reformistas tiene que ver con que la universidad pública en nuestro país es una construcción colectiva, con autonomía, para proteger la diversidad, los distintos pensamientos, abordajes, y que se pueda reflexionar con absoluta libertad, con un sentido crítico, la realidad. Un deber que tenemos en la Universidad de Jujuy es pensar en esos principios plasmados por todas las universidades latinoamericanas en Cartagena de Indias hace diez años, de que la educación superior es un bien público, un derecho de todas las personas, facilitar su acceso y que los estados deben garantizar a través de distintos mecanismos”, finalizó diciendo Tecchi.

Cabe señalar que también hablaron durante el acto el Dr. Zurueta, quien evocó lo acontecido hace un siglo en Córdoba, y el estudiante de la Facultad de Humanidades, Franco Dorado.

Deje un comentario en: “Jujuy conmemoró los cien años de la Reforma Universitaria

  • Lunes 5 de noviembre de 2018 en 6:47 PM
    Permalink

    De Quebrada y Puna- Norte argentino! ¡Tantos pueblos más, habrán presentado petitorios por una educación universitaria!, por el ministerio de educación de la provincia, defensor del pueblo, legislatura provincial, cámara de diputados de la nación, senado de la nación, gobernante federal, y a otros que se consideran responsables de la educación argentina. La réplica es el silencio, su humillación, o es la respuesta del sociólogo Zygmut Bauman de “seres humanos residuales”; vidas improductivas porque no participan del mercado, por eso sus voces son enmudecidas y aun que los vemos todos los días su visibilidad es anulada o reducido sistemáticamente. Por el colonialismo ambiental que ya no se limita al ejercicio del biopoder sobre el pueblo vulnerado, sino que incluye una estructura sociopolítica y jurídica que da viabilidad a la explotación, sin consulta previa, y al saqueo de sus recursos naturales: agua, suelo, bosques, turismo, minerales: oro, plata, plomo, litio… ¡Que, mediante la convivencia y el consenso, se hagan efectivos los derechos que le corresponden al ser humano por la mera razón de existir! ¡Una Universidad Nacional!

    Expresar su adhesión, mes de agosto, a la Conmemoración Memoria de las Víctimas
    Contaminadas con Plomo-Norte argentino

    Holocausto: recordar es dignidad humana. Abra Pampa-Jujuy- Pueblo contaminado, pueblo olvidado

    Este mes de agosto sea la Conmemoración Memoria de las Víctimas Contaminadas con Plomo, el mayor caso hasta ahora conocido de genocidio del norte argentino. No podemos olvidarlo, porque entonces estaremos abriendo la puerta de par en par a una nueva ola de la vileza, el odio, el racismo, la xenofobia y la maldad, que está ahí, agazapada, siempre dispuesta a amenazar a la dignidad humana.
    Por eso es muy importante que desde las instituciones públicas se hagan esfuerzos para mantener vivo el recuerdo y se eduque a las nuevas generaciones sobre las monstruosidades que genera la complacencia a la contaminación con plomo.

    Pachamama-La injusticia dondequiera es una amenaza a la justicia en todas partes.-

    El Estado Argentino marca el Genocidio más grande de América del Sur por su
    criminalidad mediante una planificación estratégica y táctica, racionalidad y distribución de roles a fin de explotar y saquear los recursos naturales en el Norte Argentino, alias “Siberia Argentina”, un producto bio-social. Mediante la contaminación atmosférica, contaminación del agua y contaminación del suelo. El daño que produce el plomo es mayor cuando su absorción es lenta, casi invisible, sin signos y síntomas evidentes en la primera etapa, pero con graves consecuencias posteriores. Al hombre lo han esclavizado al trabajo en las minas, a la mujer la han prostituido, afectan a la fertilidad, a los niños lo han idiotizado. Sus ganados camélidos son reducidos a tiros de bala o destrozados por perros adiestrados; así como el agua contaminada afecta a los cultivos. No tienen un hospital para tratar la contaminación con plomo, tampoco hospital de niños ni maternidad infantil. El analfabetismo sigue estando vinculado al hambre, la pobreza y la exclusión. No tienen educación infantil ni universidad nacional. Son analfabetos, que no tienen acceso a las fuentes del conocimiento y son incapaces de producir nuevos conocimientos; como resultado de un genocidio argentino que premeditadamente olvida los principios fundamentales de vida de la Constitución Nacional, y leyes: de educación, de protección integral de los derechos del niño, niña, adolescente y familia; y otras.

    Responder

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *