Detalles del plan “Argentina sin narcotráfico”

En una de las mayores apuestas del Gobierno para dar un combate frontal contra la mafia de las drogas, el presidente Mauricio Macri inaugurará este lunes la jornada “Argentina sin narcotráfico”, que busca poner en marcha un amplio dispositivo con jueces, la Corte Suprema, el Ministerio de Justicia y de Seguridad para crear nuevas herramientas de lucha contra los narcos.

Entre las principales medidas que contempla este ambicioso plan del Gobierno en coordinación con la Justicia, se prevé la creación de 94 cargos de jueces en todo el país y 85 nuevas fiscalías dedicadas exclusivamente a las investigaciones de delitos de narcotráfico; un amplio refuerzo de los uniformados de fuerzas de seguridad en las fronteras calientes; nuevas metodologías de procesamiento penal y el aporte crucial de la Corte Suprema para avanzar con las causas que involucran a traficantes de droga.

El lanzamiento de esta jornada de “Argentina sin narcotráfico” se dará hoy a las 13:30 en el Centro Cultural Kirchner donde Macri estará acompañado por 15 gobernadores, los miembros de la Corte Suprema, legisladores, jueces federales y el gabinete nacional en pleno. La idea, además de presentar el plan, es armar mesas de trabajo interactivo entre jueces, funcionarios y gobernadores para afilar los detalles del programa oficial.

“Será una reunión de suma importancia porque este es un trabajo en equipo entre fuerzas de seguridad, jueces y gobernadores. Se van a presentar innovaciones en materia de operatividad para demostrar que Argentina no es un territorio libre para que entre el narcotráfico como quiera”, explicó a Infobae la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien junto con su par de Justicia Germán Garavano serán los pilares desde el Gobierno de la puesta en marcha de esta iniciativa.

En el encuentro de hoy se presentará el proyecto de ley de Fortalecimiento de la Justicia Federal, que prevé especializar y ampliar el despliegue territorial aumentando la cantidad de jueces y fiscales en los lugares más críticos del país como Rosario, las provincias del noroeste y noreste y la provincia de Buenos Aires.

Así, se informó que se crearán 94 nuevos cargos de jueces y 85 de fiscales que serán distribuidos estratégicamente. Según el documento “Fortalecimiento de la Justicia Federal con asiento en las provincias”, al que accedió Infobae y que contempla las directrices centrales de esta iniciativa, habrá una nueva distribución de jueces de acuerdo con las necesidades de cada provincia medida por la demanda de causas relacionadas con el narcotráfico.

De esta manera, en la zona del NOA habrá 17 nuevos cargos de jueces federales, lo que implicará un aumento del 121%, y 21 fiscales para atender causas sólo relacionadas con el narcotráfico; en el NEA se impondrán 23 nuevos cargos de jueces, lo que implicará un incremento del 100% de magistrados, y 39 de fiscales; en la zona del centro del país habrá 14 nuevos jueces; en la zona pampeana 8 jueces; en Cuyo habrá 6 nuevos juzgados penales más; en el Sur unos 10 magistrados más y en el área metropolitana 16 jueces más, lo que implicará un aumento del 67% de la capacidad actual. En todos los casos no se crean estructuras de juzgados sino cargos de jueces.

Para la puesta en práctica de estos nuevos cargos se promoverá por ley un sistema de selección y concurso de jueces más transparente, que incluye una declaración de bienes más detallada, los concursos televisados y on line, la separación de los juzgados electorales de los penales y un nuevo filtro de la AFIP para exigir mayores cruces de datos del patrimonio de los magistrados.

Desde el Ministerio de Justicia dijeron que “la lucha contra el narcotráfico es una política de Estado y constituye uno de los ejes del plan de gobierno en el que trabajan coordinadamente todos los ministerios”. Así, explicaron que la jornada que se realizará hoy se basa en el apoyo y reconocimiento al esfuerzo de los jueces que diariamente luchan contra el narcotráfico y en el repudio a las amenazas y agresiones que reciben por cumplir con su trabajo.

Según se supo, se hizo un estudio a lo largo de estos años muy profundo, especialmente en la carga de trabajo en casos de narcotráfico y en casos penales, pero en la carga de trabajo general. Se detectó que la justicia federal en todo el país salvo en la Ciudad de Buenos Aires, tenía una falencia de jueces realmente alarmante. Incluso lo que tradicionalmente se había hecho para atender a este flagelo, a esa situación crítica, era nombrar empleados, secretarios, funcionarios, creando estructuras muy grandes pero con una sola posibilidad de decisión que era la del juez. Ahora habrá más jueces con lo cual se agilizarán las causas relacionadas con el narcotráfico.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *