Qué aumento acordaron los gremios y cuánto perderán a fin de año

La desbandada de la inflación y las paritarias firmadas a la baja anticipan una nueva pérdida en el poder adquisitivo del salario de los trabajadores.

La pérdida de poder aquisitivo del salario marca el ritmo de la gestión del gobierno de Mauricio Macri. A la fuerte caída experimentada en 2016, el año pasado anticipó una mejora que la devaluación terminó por echar por tierra en este 2018.

Si los salarios de los trabajadores perdieron en 2016 en promedio un 10% de su poder de compra en 2017 lograron empatar en la mayoría de los casos la inflación registrada aunque no recuperar los perdido el año anterior.

Ahora, merced de la abrupta devaluación, el techo impuesto por el gobierno de la Alianza Cambiemos a las paritarias y la disparada de la inflación, se prevé que la caída en el poder adquisitivo de los ingresos será aun todavía mayor.

De hecho en los sectores más postergados la porción de sus ingresos destinados sólo a la compra de alimentos trepó este año al 85% desde el 47% registrado en 2013.

Así planteado el escenario, con una inflación fuera de control y el compromiso asumido ante el FMI de profundizar el ajuste, todo permite prever que en la carrera entre salarios inflación, los trabajadores seguirán perdiendo y por una diferencia cada vez mayor.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *