Menú inclusivo en algunos restaurantes de la provincia

La iniciativa “Menús Inclusivos” promovida por la Dirección de Inclusión de Personas con Discapacidad del Ministerio de Desarrollo Humano obtuvo gran adhesión de restaurantes y confiterías de capital y el interior de la provincia y ya están en condiciones de ofrecer a sus clientes sus cartas en tres formatos: sistema Braille, pictogramas y en macrotipo.

El proyecto que desde hace tiempo viene trabajando el organismo provincial con la colaboración de la Asociación Periqueña de Apoyo al Ciego y Ambliope (APACA) y la Escuela Especial Nº 11 “Profesor Luis Braille” de Palpalá para eliminar las barreras culturales y de comunicación que impiden la plena integración de las personas con discapacidad visual, finalmente dio sus frutos. Y es que ocho emprendimientos gastronómicos: Viracocha, El Mojón, Dique La Ciénaga, Búfalo Pizzería, Nañapura- Entre Hermanas, La Casa del Tata de Maimará, Makoka y Los Puestos de Tilcara, van a contar con información en otros formatos para que las personas con discapacidad visual, con baja visión, con trastorno generalizado de desarrollo (TGD) y autismo puedan leer sus cartas de menús sin ningún tipo de inconveniente.

La Ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré, junto a la Directora de Inclusión de Personas con Discapacidad, Belén García Goyena; el Secretario Coordinador General de Administración, Oscar Llobet y el Coordinador de Inclusión Social y Accesibilidad, Marcelo Gutiérrez, celebraron el acontecimiento con la entrega a los propietarios de los menús accesibles confeccionados en los tres sistemas.

En la ocasión, la ministra dijo que se y puso en valor la voluntad de los empresarios y muy especialmente de la escuela Braille sin la cual – dijo – no hubieran podido concretar el proyecto. También, rescató la autonomía que tendrán las personas con discapacidad visual a partir de la incorporación de un servicio “que puedan ir a un restaurante y que no le tengan que leer y que cada uno pueda elegir porque tienen la posibilidad de hacer su lectura, genera autonomía”.

Jujuy es una de las pocas provincias que cuenta con el servicio, por eso la directora de Inclusión de Personas con Discapacidad, Belén García Goyena felicitó la predisposición del empresariado a la hora aceptar la propuesta. “El propósito del servicio es otorgarle autonomía a la persona con discapacidad sea visual o intelectual que pueda elegir sin que el mozo o un familiar tenga que decirle lo que hay es un paso importante porque queremos que disfrute como cualquier otra persona”, y remarcó que los menús adaptados estarán disponibles junto a los convencionales.

Toda esta tarea que lleva adelante su área está en línea con lo que establece la Ley N°25280 de eliminación de todas las formas de discriminación hacia las personas con discapacidad.

Dos realidades
Es un proyecto soñado por la escuela Braille con distintos actores de la sociedad porque estamos en una etapa de inclusión plena y esta la forma que tiene la escuela de trabajar mancomunadamente y en equipo con otras instituciones”, expresó contenta la directora de la Escuela Especial Nº 11 “Luis Braille” de Palpalá, Estela Piñero quien reconoció que con la propuesta se “ensamblan” dos realidades que deben convivir a diario las personas con discapacidad visual.

Para la docente, el menú inclusivo ofrece total independencia a la persona porque permite “saltar la barrera de acceso a la información”, ponderó. Dijo que es un proyecto que puede seguir creciendo a futuro en la medida que otros sectores se vayan involucrando como comercios ya que trabajan con el sistema tradicional y no en otro “sería bueno que tengan la información en sistema braille”, completó.

Compromiso social
El restaurante Viracocha ubicado en pleno centro, conocido por la variedad de sus comidas tradicionales, decidió participar del proyecto ni bien conoció de qué se trataba, según dijo José Ortiz, propietario del establecimiento.

“Cuando nos contactaron nos dio mucho orgullo que nos haya seleccionado para trabajar en el proyecto de cartas en Braille. De todo corazón hemos decidido participar por eso hemos puesto toda nuestra predisposición para hacerlo. Todo lo que podamos colaborar para hacer una sociedad y una ciudad inclusiva vamos a seguir haciéndolo”, manifestó.

Y en este proceso que persigue de una sociedad inclusiva, Ortiz tiene pensado llevar adelante una serie de trabajos en el restaurante en procura de derribar barreras arquitectónicas en cuanto al acceso y que las personas puedan disfrutar plenamente de una rica comida.

Otro de los negocios con compromiso social, es Búfalo Pizzería ubicada en Almirante Brown y Oscar Orías en San Salvador, cuyo propietario es Gerardo Valverdi opinó que la iniciativa del gobierno “es buena” y se mostró contento en ser parte de la “inclusión” en la que trabaja el Ministerio de Desarrollo Humano. “En nuestro negocio queremos incluir a las personas y brindarle la oportunidad de que se sienta cómoda “, cerró.

Finalmente, la representante de La Casa del Tata en plena quebrada en Maimará, Nélida Maurin, entendió que debe ofrecer el servicio para mejorar la atención de los clientes que a diario recibe. Un trabajo que van a realizar en corto plazo es acondicionar los baños para las personas con discapacidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *