Bolsonaro ya es el nuevo presidente de Brasil: juró ante el Congreso

En medio de un gran operativo de seguridad, comenzó la ceremonia de asunción del 38º presidente de Brasil.
Jair Bolsonaro juró este martes en el Parlamento como el 38º presidente de la República Federativa de Brasil. Dio un muy breve discurso de asunción en el que ratificó ratificó los puntos más controvertidos que expuso durante su campaña.

“Vamos a combatir la ideología de género conservando nuestros valores. Brasil estará libre de ataduras ideológicas” disparó el flamante presidente de la mayor economía latinoamericana y agregó: “Vamos a unir al pueblo, valorar la familia y respetar las tradiciones”.

Sin embargo segundos después prometió “construir una sociedad sin discriminaciones”.

Insistió en su idea de aplicar una política de mano dura para combatir la inseguridad y le reclamó a los senadores y diputados allí presentes que lo acompañen para generar el “marco jurídico” que otorgue mayores libertades a las fuerzas de seguridad a la hora de actuar.

“Vamos a honrar a quienes sacrifican sus vidas por nuestra seguridad. Le pido a este Parlamento que me ayuden a brindarle el respaldo jurídico necesario para que los policías puedan hacer su trabajo” dijo y aseguró que “las Fuerzas Armadas gozarán de las condiciones necesarias para poder cumplir con su misión”.

Adelantó además que abrirá el mercado brasileño al comercio internacional para fomentar la competitividad y que el sector del agro jugará un papel fundamental durante su gestión.

Aseguró que realizará “reformas financieras estructurales, el gobierno no gastará más de lo que recaude” y que durante su mandato “Brasil será visto en el mundo como un país fuerte, pujante y osado”.

Su discurso dejó en evidencia su pasado en las Fuerzas Armadas en las que se desempeñó como capitán del Ejército. Habló de tener la “misión de levantar nuestra patria de la sumisión ideológica”, de “rescatar el país” y de “enfrentar enormes desafíos”.

Para la asunción de Bolsonaro Brasil montó un monumental operativo de seguridad inspirado en el que se se puso en práctica para los Juegos Olímpicos Río 2016. Para la ceremonia se movilizaron unos 3.500 hombres de las tres fuerzas armadas, policía federal y la de Brasilia.

A las 13, hora de Argentina, Bolsonaro salió de la Granja del Torto, residencia de campo presidencial usada durante la transición, hasta la catedral de Brasilia. Desde allí comenzó el cortejo a las 13:50 hasta el Congreso Nacional, donde a las 14 se abrió la ceremonia de jura ante la Asamblea Legislativa donde asumirá la presidencia y deberá hacer un pronunciamiento.

En el acto, no participaron los opositores Partido de los Trabajadores del ex presidente Luiz Inácio Lula da SIlva y los izquierdistas Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y Partido Comunista do Brasil (PCdoB), que argumentan que Bolsonaro hizo campaña reclamando la “destrucción” de esas fuerzas.

Luego se dispararon 21 cañonazos y Bolsonaro pasó revista a las tropas militares, tras lo cual se trasladará hacia el Palacio del Planalto.

Allí Bolsonaro subirá la rampa de mármol en el palacio de vidrio y concreto con las curvas famosas de Niemeyer y será recibido por el ahora ex presidente Michel Temer, que le pasará la banda presidencial. En un espacio llamado “parlatorio”, Bolsonaro deberá hacer un discurso ante la multitud.

A las 16:30 de Argentina, según el cronograma oficial, deberán asumir los ministros y a las 17:30 habrá una recepción a las autoridades extranjeras en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *