Robaron las oficinas de Guillermo Moreno y responsabilizó al Gobierno

Un grupo de desconocidos entró a robar y causó destrozos en oficinas pertenecientes al exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, quien denunció que “no fue al voleo ni al azar” y definió el episodio como un “hecho político” y “propio de un Gobierno oligarca”.

El hecho se produjo este fin de semana en oficinas situadas en Capital Federal, a unos cien metros de Plaza de Mayo, lugar en que, según la denuncia realizada por el exfuncionario kirchnerista, se llevaron computadoras, libros contables y 40 mil pesos en efectivo.

Moreno afirmó que el incidente se trató de “otro ‘choreo’ más de la oligarquía”, y lo relacionó con el robo que sufrió en su domicilio recientemente la periodista Cynthia García.

“Contratan pibitos y hacen las cosas que tienen que hacer, un Gobierno oligarca funciona de esta manera. A los peronistas nos bombardearon, nos fusilaron, nos torturaron, hicieron desaparecer a los mejores de nuestra generación”, expresó Moreno en declaraciones radiales.

El exsecretario de Comercio advirtió además que el hecho de inseguridad que sufrió “hay que enmarcarlo en un hecho político”, ya que “ellos funcionan así: fueron capaces de bombardear la plaza, y en comparación a eso… éstas son cosas menores”.

“Cuando venía a mi casa me enteré sobre lo de Cynthia García, lo mismo sobre las cartas que amenazaban a Cristina”, subrayó, al añadir a los sucesos las amenazas recibidas por la expresidenta.

Moreno señaló que se comunicó con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y la funcionaria se comprometió a realizar una “gran investigación” en torno al robo en sus oficinas.

“Ya le dije a la ministra que tiene tiempo para investigar, si no las organizaciones libres del pueblo sabemos lo que tenemos que hacer”, mantuvo al respecto.

El robo a Moreno se sumó al hecho de inseguridad sufrido por la expanelista del programa televisivo “6, 7, 8” Cynthia García, ocurrido en su departamento del barrio porteño de Palermo.

García, en declaraciones a distintos medios, sostuvo que se trató de un “robo extraño” porque la despojaron de varias pertenencias, pero no del dinero en efectivo que tenía en la casa.

Moreno también indicó que lo suyo no fue “un robo común” y resaltó: “Vos imagináte que en este edificio entran y no van a saber que estamos nosotros”.

“No es al voleo ni al azar. Los muchachos que hacen esto averiguan quién está”, destacó el exfuncionario nacional.

 

Pasajeros insultaron a Sabbatella en el aeropuerto de Santiago del Estero

Martín Sabbatella

Tres pasajeros, uno de ellos que se identificó como integrante del partido PRO de la localidad bonaerense de Pilar, insultaron al dirigente kirchnerista Martín Sabbatella en el aeropuerto de Santiago del Estero, en medio de un escándalo en el que debió intervenir la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y dejó a todos los protagonistas sin vuelo.

Como consecuencia del episodio, se impidió embarcar el vuelo 2489 de Aerolíneas Argentinas en la capital santiagueña tanto a Sabbatella, como a su esposa, la senadora bonaerense Mónica Macha, a un colaborador del extitular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y a las personas que lo insultaron.

Según indicaron testigos y fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, dos de los pasajeros, miembros del equipo Citroën que participó de una carrera de la categoría WTCC en Termas de Río Hondo, le dijeron “hola chori, chorro” a Sabbatella mientras pasaba con su esposa.

Ante esta situación, Macha increpó a estas dos personas identificadas como Pablo Manchini y Claudio Porta, preguntándoles por qué habían dicho eso y pidiéndoles que dejaran las agresiones verbales.

Manchini y Porta le pidieron disculpas, le dijeron se trataba de una broma y cuando todo parecía calmarse, el otro pasajero, identificado como Pedro Criseo, empezó a insultar a Sabbatella, su esposa y al equipo de prensa que acompañaba al dirigente kirchnerista.

“Pero si son unos chorros hijos de puta todos ustedes”, dijo a los gritos el pasajero, identificado como Pedro Criceo, quien agregó: “Yo también soy político, pero no chorro como ustedes, soy del PRO de la Municipalidad de Pilar”.

Sin embargo, el municipio de Pilar que conduce Nicolás Ducoté (PRO) informó el lunes en un comunicado que Criceo “no pertenece a la nómina de empleados municipales” y expresó su “más enérgico repudio ante estos hechos lamentables que atentan contra el buen ejercicio de la democracia, las buenas costumbres y el auspicio del diálogo político entre las distintas fuerzas”.

El hecho se produjo en el aeropuerto local Vicecomodoro Ángel Aragonés, más precisamente en la zona de pre embarque, cuando ya la mitad de los pasajeros había subido al avión y aun restaban embarcar unas treinta personas.

Desde el avión se dio la orden de que ninguna de las personas involucradas subiera a la nave y Sabbatella hizo una exposición ante la Policía de Seguridad Aeroportuaria denunciando el hecho con nombres y apellidos.

“Lamentablemente vivimos un mal momento con mi esposa y mi equipo de prensa, pero hemos hecho la denuncia para que esto no quede así y ninguna persona esté habilitada a insultar a otra y todo quede impune”, dijo el exfuncionario, quien finalmente regresó el lunes por la mañana a Buenos Aires en otro vuelo.

Agregó que “esto es fruto de un clima de agresión, de violencia y de hostigamiento que genera el discurso oficial y que hace que alguno se pueda sentir habilitado a insultar por la calle”.

“Hay una responsabilidad plena de Macri y del Gobierno Nacional por el clima de violencia discursiva y de persecución política y mediática. En ese clima, aparecen algunos que se sienten habilitados a insultar, a agredir, a romper un local partidario o hasta a disparar contra la militancia”, remarcó el desplazado director de la AFSCA, que había estado en Santiago brindando una charla abierta en una plaza a militantes.

La reacción del Gobierno llegó de parte del ministro de Justicia, Germán Garavano, quien cuestionó el episodio y afirmó que “la mejor forma de repudiar a un político que a uno no le gusta es no votarlo nunca más”.

“Nunca son buenos los escraches. Se puede ir a hablarles, pero no con agresiones o insultos. La mejor forma de repudiar a los políticos que a uno no le gustan es no votarlos nunca más”, dijo Garavano en declaraciones radiales.

En ese marco, el titular de la cartera de Justicia agregó que “si un ciudadano tiene elementos sobre delitos debe acercarse a la justicia” y atribuyó los escraches “aparte de lo que ocurrió durante los últimos años de mucha conflictividad y violencia, incluso verbal”.

Por su parte, el senador santiagueño Gerardo Zamora publicó en su cuenta de Facebook un mensaje en el cual expresa su solidaridad con Sabbatella: “Venga de quien venga, se realice contra quien se realice, este tipo de hostigamiento o violencia verbal bajo el sistema de escrache, debe ser repudiado enérgicamente”, escribió el senador en su cuenta oficial.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *