La carga de baterías a través del aire, en vías de desarrollo

Ya no solo el diseño, el tamaño, la potencia , y por supuesto el precio, son los componentes de una ecuación ideal a la hora de elegir un teléfono celular, sino que también intervienen otros factores, como por ejemplo la batería, en particular su duración y la forma de carga. Es que la “corta” duración de las baterías, durante el uso intensivo del equipo se ha presentado como un problema corriente, y desde los fabricantes trabajan para resolverlo.

Hasta el momento las baterías, parecen no poder aguantar lo suficiente todas las prestaciones de los equipos telefónicos, el tiempo demandado por los usuarios. Por lo que deben cargarse todo el tiempo y mantener un cargador cerca, lo que es realmente una molestia. Pero ¿qué tal si el teléfono se pudiera la capacidad de cargarse con el aire?

Esto podría ser una realidad en un futuro no muy lejano, algunos expertos relacionados con el tema aseguran que mediante un sistema de inducción magnética estos dispositivos móviles absorberán energía del aire, manteniéndose cargados todo el tiempo.

Sistema de inducción magnética

Mediante la electricidad se crean algunas ondas magnéticas que viajan a través del aire, estas ondas pueden ser absorbidas por cualquier otro dispositivo que sea inductivo. De esta forma convierte dichas ondas en energía, lo cual permitiría cargar el celular.

Esto podría resultar ser muy efectivo, ya que tendría que haber preocupaciones por si el celular está cargado o no.

Algunas empresas ya han logrado obtener una carga inalámbrica mediante inducción. La cual al parecer Apple tiene pensado implementar en el nuevo iPhone 8, pero estos Smartphones deberían estar en contacto o a una distancia muy pequeña del otro aparato que le proporciona la energía.

Ahora, ¿cuáles son las principales características con las que deben contar estos Smartphone para hacer efectivo este mecanismo?

Para empezar debería contar con una bobina, que es una antena ya especializada para realizar dicha función. También debería tener una circuito de menor consumo, la cual se encarga de recoger la energía eléctrica.

Y por último y no menos importante, tendría que tener una batería con la capacidad de alcanzar un mayor almacenamiento de energía, de esa forma durará más tiempo.

Esta tecnología está próxima a convertirse en realidad, aunque su desarrollo podría resultar ser muy complejo. Algunos expertos ya realizaron pruebas exitosas con inducción magnética, pero con equipos más pequeños y menos potentes que un celular.

Se estima que la carga eléctrica inalámbrica podría ser mejor y más segura que las técnicas utilizadas actualmente. Ojalá este proyecto de materialice y se pueda disfrutar de todo el potencial de nuestros equipos, sin límites de carga.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *