La Bolsa argentina disipa el ruido electoral

Las variables financieras en Argentina mantienen la volatilidad, aunque después de las elecciones parecen marcar un cierto equilibrio. El reacomodamiento del dólar, claramente debajo de los 18 pesos, y el incremento del precio de las acciones, que habían cedido terreno en las semanas previas, dejaron como saldo una evolución positiva para el valor de los activos argentinos medidos en moneda dura, reflejo de una mejor percepción en el plano local, pero también en el exterior.

Este viernes el índice Merval alcanzó un máximo histórico por encima de los 23.000 puntos. Medido en pesos, avanza en poco menos de ocho meses de 2017 un 35,9 por ciento.

Sin embargo, al dividir la puntuación de Merval por el dólar “contado con liquidación”, implícito en los precios de acciones y bonos argentinos que cotizan simultáneamente en el mercado local y el exterior, el panel líder promedia los 1.326 puntos, aún lejos del récord de 1.404 puntos de comienzos de junio. En 2017 la suba es en moneda norteamericana es de 24,6 por ciento.

En términos generales, los indicadores de la Bolsa de Comercio local habían exhibido en los primeros cinco meses del año un progreso extraordinario. Con el atraso del precio local del dólar advertido en ese período, la revaluación de las compañías cotizantes había superado el 30% en dólares en menos de un semestre.

Ya con un dólar más caro (entre mayo y junio la divisa aumentó 7,4%), la Bolsa argentina había completado el primer semestre de 2017 en segunda posición entre las de mayor rendimiento, con un 23,6%, detrás de México (+25,1%) y escoltada por el SENSEX de India (+22,1%) y el IBEX de Madrid (20,9%).

La tensión preelectoral, con un abrupto ascenso de la divisa desde finales de junio a la par de una caída del Merval, había recortado esa ganancia a un 14% en dólares el 11 de agosto último, en víspera de las primarias. Incidió el salto del dólar de julio (+6,3%), que “depreció” a los activos locales medidos en esa divisa. Para aquella fecha, el IPC mexicano ganaba 27,4% en dólares en 2017, seguido por el IPSA de Chile (+25,1%), el SENSEX de Mumbai (+24,1%), el IBEX español (+22,7%) y el Hang Seng de Hong Kong (+21,2%).

En la última semana, sin embargo, esta relación entre el precio de las acciones y el del dólar en el mercado doméstico se ubicó en un nuevo nivel: hasta el 18 de agosto el Merval medido en dólares suma un 24,6% de ganancias desde que comenzó 2017.

Hoy existen solo tres mercados que produjeron rendimientos superiores: las bolsas de México (+32,4%), Mumbai (+24,8%) y Madrid (+24,7%). Detrás del Merval porteño sigue de cerca la Bolsa de Santiago (+23,4%) y Hong Kong (+22%). Para tener idea más concreta de esta mejora de precios, hay que recordar que el índice Dow Jones de Wall Street acumuló un crecimiento de 10 por ciento en 2017.

La suba de precios argentinos concretada en las últimas ruedas respondió a que “el oficialismo ha quedado bien posicionado de cara a las elecciones legislativas que tendrán lugar en octubre, y hacia adelante, para avanzar con las reformas estructurales aún pendientes en Argentina”, según consignó Puente SA.

Para Research for Traders, “el resultado electoral de las PASO generó un fuerte optimismo en el mercado, que alcanzó un nuevo récord histórico”, junto con “un volumen que superó ampliamente el promedio de doce meses”. Un creciente monto operado aporta sustento al alza de las cotizaciones.

“En comparación con el resto de las bolsas de la región, el mercado accionario argentino manifestó un desempeño excepcional, con un alza de 880% en moneda local y 222% en dólares en los últimos cinco años”, subrayó Research for Traders, “seguido solamente por el S&P 500 con un alza de 75%, mientras que el resto de las bolsas latinoamericanas registran pérdidas durante este lapso de tiempo”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *