Disidentes de las FARC secuestraron a un equipo del diario El Comercio de Ecuador

Un periodista, un fotógrafo y el conductor de un vehículo del diario El Comercio, de Ecuador , uno de los diarios ecuatorianos más influyentes, están en manos de un grupo implicado en el narcotráfico que se apartó del proceso de paz con las ya disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC ). Eso creen las Fuerzas Militares de ese país: que el equipo de prensa secuestrado en Ecuador está en poder de guerrilleros disidentes colombianos, aunque desconocen el paradero de los rehenes.

El equipo de El Comercio desapareció el lunes en un punto limítrofe entre Colombia y Ecuador, mientras realizaba un reportaje en la zona donde las autoridades persiguen a los disidentes.

“El cabecilla de este grupo precisamente es el terrorista alias Guacho, y es sin duda alguna la persona responsable (…) del secuestro”, afirmó el general Alberto Mejía, comandante de las Fuerzas Militares.

El martes, el gobierno de Ecuador confirmó el secuestro y dijo que presumía que habían sido llevados al lado colombiano de la frontera. Sin embargo, el general Mejía señaló que no ha recibido “ninguna información” para asegurar que “estas personas están en Colombia”.

Las autoridades de ambos países están en “permanente coordinación” para resolver este secuestro, el primero que golpea a la prensa de Ecuador en tres décadas.

“Hemos movilizado más unidades en frontera, hemos analizado muy bien los corredores de movilidad”, agregó Mejía., sobre el esfuerzo que realiza Colombia para ubicar el paradero de los rehenes.

Guacho, un ecuatoriano identificado por inteligencia militar como Walter Artízala, de no más de 35 años, fue guerrillero de las FARC por 15 años, tiempo durante el cual se especializó en explosivos, narcotráfico y finanzas. Tras apartarse del acuerdo de paz con el ahora partido político, se quedó al frente de un grupo de entre 70 y 80 hombres y se mueve entre ambos países por una área selvática que sirve de ruta para el tráfico de drogas.

“Cuando recibe presión de las autoridades ecuatorianas acostumbra a refugiarse [en algunos puntos de Colombia]”, dijo el comandante de las Fuerzas Militares.

El presunto responsable del secuestro de los ecuatorianos también es señalado por las autoridades de un ataque con explosivos que dejó sin luz a unos 200.000 pobladores del puerto colombiano de Tumaco, en el área limítrofe. El atentado se produjo el lunes y sería parte de la ofensiva que despliegan los disidentes para frenar la persecución en Colombia y Ecuador, donde también son sospechosos de recientes acciones contra la fuerza pública en las que murieron tres militares.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *