Dos obreros muertos y uno desaparecido tras demoronarse una zanja donde trabajaban

Tres operarios que trabajan en la instalación de cañerías para el acueducto de Alto Reyes, sufrieron el desmoronamiento de parte de la tierra aledaña a la zanja de tres metros donde se encontraban y fueron sepultados por la sedimentación. Hace instantes, el fiscal Alejandro Bossatti confirmó la muerte de dos de ellos, y el tercero -presumiblemente fallecido también-, todavía no pudo ser hallado.

En el lugar, desde las 16.30 trabajan Bomberos, Defensa Civil, Policía de la provincia, personal del Ejército, el SAME para el rescate de los tres hombres. Dos ya fueron rescatados, pero ante el peligro de nuevos desprendimientos de tierra, las tareas debieron ser paralizadas hasta tanto se resguarden las paredes.

Los operarios trabajaban para la empresa Rovella Carranza, en una obra sobre avenida Bolivia, frente al RIM 20 junto a otros trabajadores.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *