Zigarán: “Tenemos la vocación y la capacidad para resolver el problema de los residuos sólidos urbanos”

Autoridades del Ministerio de Ambiente de la Provincia, responsables del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) a nivel nacional y representantes de jurisdicciones municipales, establecieron una pauta de gestión conjunta para la efectiva implementación del Plan de Inclusión Social (PISO), en el marco del proyecto Chanchillos.

Consultores de la Unidad Ejecutora del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, expusieron ante la ministra María Inés Zigarán los alcances de PISO, como así también sus beneficios para las comunidades de El Carmen, Monterrico, San Pedro, San Salvador y Palpalá, que participan de la primera etapa de desarrollo del Centro Ambiental Chanchillos.

Francisco García Faure, técnico de GIRSU, precisó que el plan consta de dos etapas que incluyen tres ejes de trabajo. El primero de ellos hace al desarrollo institucional y se orienta particularmente a la capacitación. El segundo, es de desarrollo humano y fortalecimiento de potencialidades individuales y grupales. El tercer eje es de desarrollo productivo y contempla a los recuperadores que trabajarán en las plantas de selección, dentro de la modalidad de recolección diferenciada de los municipios.

En otro orden, PISO aborda la situación de los recuperadores que trabajan de manera informal en los basurales, un tema prioritario para acompañar la instalación del Centro Ambiental Chanchillos. En este esquema, los municipios asumen un rol protagónico, por eso desde el área de Fortalecimiento de Proyectos de Gestión de Residuos del Gobierno de la Nación, se considera fundamental fortalecer los equipos provinciales y municipales para llevar adelante el proyecto.

En tanto, Zigarán manifestó que el gobernador Gerardo Morales encomendó “el desarrollo de una política de gestión de residuos sólidos urbanos dinámica, activa, en co-construcción con los municipios y las comisiones municipales”. Anticipó que en la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura, Morales hará anuncios vinculados con este particular.

Subrayó que “estuvimos trabajando con nuestros equipos técnicos y con el propio Gobernador en un Plan Provincial de Residuos Sólidos Urbanos, que saldrá por la Legislatura” y añadió que “es una iniciativa que remite el Poder Ejecutivo, que incluye entre otras propuestas la creación de una empresa provincial, de una sociedad del Estado (GIRSU Sociedad del Estado) para concurrir a la asistencia de las comunas que, más allá de que tienen la vocación de resolver toda la problemática que es transversal a todo el territorio provincial, muchas veces no tienen las capacidades técnicas o financieras para hacerlo”.

Resaltó que simultáneamente a la construcción del Centro Ambiental Chanchillos, se trabaja para encaminar el inicio de la segunda etapa, la cual incluye la construcción de una planta de transferencia y una planta de clasificación en la ciudad de San Pedro, además del relleno sanitario de Chanchillos.

“Estamos a un paso de destrabar en Nación la segunda etapa”, expresó y precisó que “también hay una tercera etapa del proyecto que incluye a los municipios turísticos de Quebrada de Humahuaca y La Quiaca, la cual estamos reformulando, con la idea de que se puedan construir algunos centros de disposición final regionales en la Quebrada de Humahuaca”.

“Tenemos la vocación y la capacidad para resolver la problemática, disponemos de un plan y contamos con el acompañamiento de Nación que es fundamental”, completó.

La Ministra brindó detalles del Centro Ambiental Chanchillos, señalando que “se trata de una planta que tendrá un área para la separación en la clasificación de residuos, una playa de compostaje para el tratamiento del material orgánico y diferentes dependencias administrativas.

Además, se trabaja sobre la posibilidad de instalar en ese mismo centro ambiental alguna planta de generación de biogás para electricidad o biomasa.

“Pretendemos que este establecimiento sea moderno y el más importante al menos del Norte argentino, con capacidad para el tratamiento de los residuos patógenos con la mejor tecnología, que es otro tema que no fue resuelto aún en la provincia”, apuntó.

A su turno, el director de Gestión Ambiental de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Diego Ferrer, expuso “el compromiso de nuestra ciudad al ser la que más residuos sólidos urbanos genera” y estimó que “debemos asumir el desafío con mayor énfasis y por eso somos los principales interesados en que este tema tenga una solución pronta y efectiva”.

En la misma línea argumental se pronunció el intendente de Palpalá, Pablo Palomares, quien manifestó su optimismo por la gestión articulada en todos los niveles de gobierno.

“Necesitamos de un espacio como Chanchillos y este proyecto cierra el circuito de gestión de residuos”, opinó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *