Abatieron a un hombre armado que irrumpió en un cine de Alemania

La policía alemana mató a un hombre armado que se había atrincherado el jueves por la tarde en un cine de la ciudad alemana de Viernheim (oeste), indicaron las autoridades locales, que informaron que no hubo heridos.

“El atacante se movía por el cine y daba la impresión de que estaba perturbado”, indicó el ministro del Interior de la región de Hesse, Peter Beuth, quien precisó que el hombre murió en un “enfrentamiento con la policía”. “No tenemos informaciones de que nadie resultara herido”, añadió, precisando que el atacante había tomado “rehenes”.

Por el momento se desconoce la identidad o las motivaciones del atacante, pero fuentes de seguridad, citadas por la agencia DPA, aseguran que “no tiene vínculos con el terrorismo”. La investigación fue confiada a la policía criminal de Hesse y a la Fiscalía.

El hecho sucedió mientras Europa vive con temor permanente de un nuevo ataque como los realizados en París y Bruselas reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La policía de Viernheim, ciudad situada a 75 kilómetros al sur de Fráncfort, confirmó a la cadena NTV que el sospechoso murió durante el asalto policial.

En un primer momento, numerosos medios de comunicación alemanes, entre ellos el Frankfurter Allgemeine Zeitung y el popular tabloide Bild, informaron de varios heridos. Finalmente, según medios locales, algunas personas se habrían intoxicado con los gases lacrimógenos.

El hombre enmascarado portaba una “bandolera de municiones” alrededor del hombro, cuando irrumpió en el cine hacia las 15:00 (hora local) disparando al aire, según estos medios.

El ministro Peter Beuth informó de una llamada de emergencia hacia las 14:45 alertando de que un hombre armado había entrado en el cine. “Se habrían registrado cuatro disparos” entonces, añadió. Según el sitio en internet de Bild, habría disparado con una pistola de fogueo en la sala del cine.

El caso de Tim Kretschmer, que en marzo de 2009 cometió una matanza en su antiguo colegio de secundaria de Winnenden (suroeste), sigue presente en la memoria de los alemanes. El joven de 17 años mató con la pistola de su padre a 15 personas, entre ellas nueve alumnos y tres profesores, antes de suicidarse.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *