Descartan enfrentamientos políticos tras el incidente entre policías y barras en Ituzaingó

El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, aseguró el viernes que en su distrito “no existen” enfrentamientos políticos que puedan derivar en incidentes como los que se produjeron el jueves por varias horas entre policías y un grupo de barrabravas en los alrededores de un circo. En medio de rumores sobre una eventual interna policial que podría haber derivado en los hechos de violencia, el jefe comunal sostuvo que el municipio “no pone ni saca comisarios”, en referencia a la posible represalia contra la gobernadora María Eugenia Vidal por el desplazamiento de un jefe policial cercano a su administración.

“En Ituzaingó no existen esa clase de tipo de enfrentamientos políticos que podría haber en otros distritos, ni entre el Frente Renovador, ni Cambiemos ni radicales, yo no podría decir que es político. Es un distrito muy tranquilo, nada que ver con explosiones de estas características”, subrayó Descalzo.

Según explicó, en los días previos a los incidentes hubo convocatorias por redes sociales a manifestarse frente al circo, al parecer, porque allí había personas que habrían sido señaladas por el supuesto secuestro de niños, algo que el intendente descartó.

“Alguien especializado, que tiene algún tipo de servicio, ha aprovechado las buenas intenciones de los vecinos para hacer desmanes. Esto perjudica a la provincia, al municipio y a los vecinos”, consideró Descalzo y relató: “Lo que sabemos es que a través de la redes sociales ha estado diciendo del secuestro de niños en distintos lugares de Ituzaingó, esto preocupó a todos. Primero hay que decir que no hay ningún secuestro de niños en el circo. Hay dos denuncias de dos familias que hablan de un intento de secuestro de sus hijos, esto dicho por los propios fiscales”.

“Ayer a las 3 de la mañana citan frente a un circo con la idea de que hay una señora que vende boletos que se parece a una que habría intervenido en el intento de secuestros de chicos. La verdad, no hay nada de eso. A las 3 de la mañana van a ese lugar, roban dinero a la gente que estaba ahí y rompen cosas. Usted se imagina que a las 3 de la mañana no se levantan los vecinos para ir a una movilización”, indicó en declaraciones a radio El Mundo.

Sobre los rumores de una represalia a Vidal por el desplazamiento de un comisario cercano a su gestión, Descalzo advirtió que “la policía local es una construcción de los municipios, pero la maneja y controla la Provincia de Buenos Aires”. “Nosotros no ponemos ni sacamos comisarios. Lo que el municipio hace es comprar patrulleros, ponerles combustible, arreglarlos. Todos los días hay 40 patrulleros entre la local, el CPC y las comisarías dando vueltas por el distrito. Si cometió un error el señor Hugo Rojas y él mismo fue a poner a disposición de la policía local todo”, agregó el intendente.

 

Desafectaron a cuatro jefes policiales por tirar piedras durante los incidentes

Tres comisarios y un subcomisario de la Policía Bonaerense fueron desafectados de la fuerza tras los graves incidentes ocurridos el jueves en Ituzaingó, que terminaron con ocho detenidos y un efectivo herido.

Fuentes policiales informaron que Asuntos Internos abrió un sumario administrativo contra el jefe de Distrito de Ituzaingó, comisario inspector Hugo Gramajo; el jefe del Comando de Patrullas de ese distrito, comisario Martín Verduri; y los responsables de las Comisarías 1° y 2°, comisario Rubén Batallán y subcomisario Leandro Almeida. Los cuatro fueron corridos de sus cargos, les sacaron sus armas reglamentarias y sus chapas, y sufrirán la reducción de sus sueldos a la mitad mientras dure la investigación.

El jueves por la tarde se registraron serios incidentes en las calles del barrio San Alberto, del partido bonaerense de Ituzaingó, cuando efectivos policiales dispersaron por la fuerza a grupos de vecinos, mayoritariamente jóvenes, que protestaban por un supuesto intento de secuestro de una nena por parte de una integrante de un circo. El enfrentamiento, que incluyó pedradas, balas de goma y gases lacrimógenos, duró más de una hora y el saldo fue de un policía herido y ocho detenidos, entre ellos cuatro barras del club Ituzaingó.

El epicentro de los desmanes fue la esquina de Ratti y Grecia, a metros del predio donde, desde hace dos meses, se montó el Circo Royal.

Las cámaras de los noticieros captaron en un momento a algunos policías recogiendo las piedras que les lanzaban y tirándoselas de nuevo a los jóvenes encapuchados.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *