Trump fue proclamado candidato presidencial del Partido Republicano

Antes del gran show final del Partido Republicano del jueves en Cleveland, Donald Trump se enfocó el miércoles en la necesidad de unificar un partido fracturado. Proclamado el martes como candidato presidencial, el magnate de 70 años parece estar poniendo orden en la casa, tras meses de peleas intestinas y un último levantamiento rebelde que estropeó el inicio de la convención republicana.

“Éste es el partido de Trump ahora”, dijo el miércoles el jefe de la campaña, Paul Manafort. “La convergencia entre la campaña de Trump y el partido ha sido perfecta”, añadió al señalar que los republicanos coinciden en que el empresario neoyorquino es el candidato “más fuerte y con la mejor visión” para pelear por la presidencia.

Fiel a su personalidad de showman, Trump aterrizó en helicóptero en Cleveland y saludó a sus seguidores con la promesa de”devolver la grandeza a Estados Unidos”. Pero el discurso del jueves será el que debería cerrar con broche de oro los eventos y catapultar su candidatura a los comicios del 8 de noviembre contra la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

La oposición contra la exsecretaria de Estado es el elemento que une a los republicanos. Su nombre estará en la boca de los oradores en Cleveland que hablan de Hillary la mentirosa, Hillary la villana, Hillary y sus emails. El gobernador de New Jersey, Chris Christie, incitó el martes a los delegados a declarar “culpable” a Clinton de supuestos errores diplomáticos estadounidenses en Cuba, Siria, Libia. “Enciérrenla”, gritó la tribuna.

Trece meses después de una campaña que vio a Trump derrotar a 16 aspirantes y aplastar a una terca oposición interna, el virulento magnate inmobiliario dijo que era tiempo de “ir hasta el final” y conquistar la Casa Blanca. “Lo que comienza en Cleveland terminará en la Casa Blanca”, dijo Mike Pence, compañero de fórmula de Trump al recibir al magnate, en su segundo viaje esta semana a esta ciudad en la región de los Grandes Lagos, blindada bajo fuertes medidas de seguridad.

El equipo de Trump también intentó el miércoles enterrar la controversia por las acusaciones de plagio alrededor del discurso de su esposa Melania Trump el lunes en la convención republicana. Una integrante de la campaña de Donald Trump admitió haber usado frases de Michelle Obama para armar el discurso que ofreció la exmodelo eslovena y pidió disculpas por “el caos que he causado”, un giro de 180 grados a la estrategia inicial de negación.

Trump encuentra en 2016 un Partido Republicano que ha dado un brusco giro a la derecha. Contrario al matrimonio homosexual y el aborto, proteccionista de mercado, a favor el uso de carbón, promotor de un gran muro en la frontera con México, el programa partidista adoptado en la convención parece mirar hacia el pasado.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *