El ejército iraquí abrió un nuevo frente en Mosul

En un nuevo capítulo de la ofensiva del Ejército sobre Mosul, las fuerzas gubernamentales abrieron un nuevo frente de batalla en el noroeste del principal bastión del grupo islamista radical Estado Islámico (EI), mientras continuaron avanzando también por el este.

Esta mañana, las tropas del ejército iraquí tomaron el control de los barrios de la periferia noreste de Mosul, ampliando así la presión sobre los combatientes yihadistas que defienden sus posiciones en la capital de la provincia de Nínive.

En diálogo con la agencia de noticias EFE, el dirigente del frente norte del Ejército iraquí, Ali al Furayi, informó que durante los combates fueron abatidos al menos 75 miembros del grupo extremista, entre ellos varios cabecillas extranjeros.

Los dos barrios recuperados se ubican en el norte de Mosul pero dentro del llamado sector oriental de la ciudad, que está dividida en dos por el río Tigris, que la atraviesa de norte a sur.

Dentro del ejido urbano de la segunda ciudad más poblada de Irak, los comandos antiterroristas gubernamentales continuaron el trabajo de detección y limpieza de explosivos en los barrios recuperados durante los últimos días en el marco de las operaciones iniciadas el 17 de octubre pasado con el objetivo de expulsar al EI de la capital de denominado Califato.

El comandante de esas tropas, general Abdelgani al Asadi, destacó que durante la ocupación del barrio Al Zahraa y el avance sobre las zonas del noreste de la urbe, el ejército mató a, al menos, cinco atacantes suicidas.

En paralelo y luego de tres días de combates, las tropas kurdas “peshmergas” se han hecho con el control de la comarca estratégica de Bashiqa, ubicada a unos 15 kilómetros de Mosul.

En el frente sur, ataques aéreos de las tropas iraquíes le causaron la muerte al menos a 40 yihadistas y otros 8 cayeron durante el bombardeo contra un centro médico del EI en la localidad de Albu Yusuf.

Por su parte, los milicianos del EI ejecutaron hoy a 30 jóvenes tras haberlos acusado de cooperar con las fuerzas de seguridad iraquíes y conspirar contra su “califato”.

El jefe del Comité de Seguridad del Consejo de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, Mohamed al Bayati, informó que los yihadistas del EI dispararon a los 30 jóvenes y colgaron sus cadáveres en los postes de luz en la zona sur de la urbe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *