Tras el fracaso de la candidata oficialista dimitió el premier de Bulgaria

El primer ministro búlgaro, el populista conservador Boiko Borisov, presentó la renuncia de su gabinete en el Parlamento pero el Ejecutivo informó que continuará en funciones hasta la formación de un nuevo equipo de Gobierno.

Tras el fracaso de la candidata oficial a la jefatura del Estado de Bulgaria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada ayer domingo, el primer ministro búlgaro, el populista conservador Boiko Borisov, presentó este lunes la dimisión de su gabinete.

A través de un comunicado, el gobierno explica que Borisov, en una carta que acompaña la dimisión del Gobierno depositada este lunes en el Parlamento, informa a los diputados que el Ejecutivo continuará en funciones hasta la formación de un nuevo gabinete.

Se desconoce aún la fecha de votación sobre la dimisión presentada, aunque fuentes parlamentarias consultadas por la agencia de noticias EFE estimaron probable que sea aprobada este martes.

Borisov, quien ocupa la jefatura de Gobierno desde 2009 (salvo una interrupción de año y medio), cumple así la promesa que hizo en la campaña a las elecciones presidenciales, cuando dijo que dimitiría si no ganaba la candidata de su gubernamental Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), Tzetzka Tsacheva.

Tsacheva, actual presidenta del Parlamento, perdió el domingo en la segunda ronda de esos comicios al obtener el 36,17% de los votos, frente al ex general Rumen Radev, quien se impuso con el 59,35%, informó la Comisión Central Electoral búlgara tras el escrutinio del 99,33% de los sufragios.

El triunfo de Radev, un ex comandante de la Fuerza Aérea sin experiencia política, había sido anticipado por las proyecciones de los sondeos a boca de urna y Borisov ya anunció anoche que su Gobierno iba a dimitir este lunes en bloque.

“Después de estas elecciones queda claro que la actual coalición no tiene mayoría. Ahora ni el Presupuesto Estatal 2017 será aprobado en el Parlamento. El martes o el miércoles, el primer día laboral del Parlamento, depositaremos la dimisión de este Gobierno”, dijo ayer Borisov.

La actual coalición en el poder está formada por el GERB, el derechista Bloque Reformista y el nacionalista Frente Patriótico, y se ha caracterizado por las constantes fricciones de las tres agrupaciones desde que llegaran al poder a finales de 2014.

Bulgaria afronta momentos de incertidumbre, dado que se deberán convocar elecciones legislativas anticipadas y tampoco está muy claro el rumbo que Radev quiere imprimir al país.

El presidente saliente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, debe pedir ahora al mayor partido del Parlamento, el GERB, que forme Gobierno, pero Borisov ya anunció que rechazará el encargo y ha sugerido que lo intente el Partido Socialista Búlgaro, segundo en número de escaños.

No obstante, la presidenta de ese partido, Kornelia Ninova, ha declarado que tampoco está dispuesta a probar suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *