Aníbal Fernández faltó a una cita con Elisa Carrió y se agudiza la pelea judicial

Tenían que verse las caras ayer al mediodía, pero el ex jefe de Gabinete faltó a la cita. El encuentro debía ser en el Juzgado Nacional en lo Civil 79, en la audiencia de apertura a prueba y absolución de posiciones tras la denuncia que Aníbal Fernández le había iniciado en 2012 a Elisa Carrió por sus dichos sobre la presunta relación del ex funcionario con el narcotráfico.

La diputada se presentó junto a Juan Carlos Morán –otro de los denunciados– con una batería de preguntas que, en teoría, Fernández debía contestar. Pero el ex ministro nunca apareció por el juzgado.

Según el entorno de Carrió, el faltazo de Fernández desemboca en la llamada “confesión ficta”. “Con su ausencia está admitiendo que las preguntas que se le hacen son ciertas”, explicaron. Cerca del ex jefe de Gabinete le restaron importancia a la audiencia: “Es una pavada”. Y aseguraron que la semana que viene entrará una gruesa demanda en el fuero civil por los dichos de este año de “Lilita” sobre la presunta relación con el tráfico de efedrina.

La demanda por la que ambos dirigentes debían verse en los tribunales conlleva un pedido de cien mil pesos de resarcimiento por parte del ex funcionario kirchnerista contra Carrió y contra Morán.

Las preguntas que ambos habían llevado a la audiencia de prueba con Fernández estaban destinadas, según las fuentes, a la eventual connivencia del ex ministro con el narcotráfico y su rol en el manejo de las fuerzas de seguridad.

Según confiaron voceros de la diputada, Carrió ya le ganó cuatro demandas penales y una civil al ex funcionario. Durante este año, la socia de la coalición Cambiemos arremetió en duros términos contra el ex jefe de Gabinete, siempre por su eventual vinculación con el tráfico de efedrina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *