Rusia, Irán y Turquía acordaron defender la integridad territorial de los sirios

Los 3 países defendieron en una reunión celebrada en Moscú, la soberanía y la integridad territorial del país y ratificaron la posición de luchar juntos contra el yihadismo, en una jornada en la que continuó la evacuación de los últimos barrios de la norteña ciudad siria de Alepo otrora controlados por los opositores.

“Hemos acordado una declaración conjunta con medidas encaminadas a relanzar el proceso político con el fin de poner fin al conflicto sirio”, afirmó el canciller ruso, Serguei Lavrov, tras reunirse con sus pares de Turquía e Irán, en una jornada signada por el asesinato ayer del embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov.

El crimen del diplomático ruso no impidió el inicio de las consultas a tres bandas entre los tres ministros de Exteriores y el ministro de Defensa ruso, que apuntaban a relanzar el fallido proceso de paz en Siria, esta vez sin la participación de los países occidentales involucrados en el conflicto.

“La prioridad número uno no debe ser el cambio de régimen, sino aplastar la amenaza terrorista. Al respecto, tenemos posturas comunes”, afirmó Lavrov, imponiendo la postura rusa sobre la de Turquía, que hasta hace pocos días afirmaba que no había posibilidad de resolución del conflicto sin la salida de Bashar Al Assad.

“Todos los anteriores intentos de consensuar acciones conjuntas emprendidos por EEUU y sus socios estaban condenados al fracaso. Ninguno de ellos tenía influencia real sobre la situación en el terreno”, subrayó el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu.

El primer paso de esta nueva iniciativa fue la operación de evacuación de civiles y combatientes rebeldes de Alepo acordada por Moscú y Ankara -que concluirá en “uno o dos días, como máximo”, según Lavrov- y que el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, calificó hoy de “exitosa”.

“Un auténtico acuerdo ayudará a dar un nuevo impulso para la reanudación del proceso político en Siria en consonancia con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, explicó Lavrov, quien resaltó la importancia del “libre acceso a ayuda humanitaria” en todo el país.

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, consideró que el cese del fuego en Alepo “debe extenderse a toda Siria, pero no consideramos que deba beneficiar a grupos terroristas como el EI o el Frente al Nusra” y anticipó que su país continuará con la operación Éufrates para liberar las ciudades bajo control yihadista, territorio que posteriormente se entregará el territorio a la población local.

“Nosotros estamos en contra de la división de este país. Debemos centrarnos en la solución política del conflicto”, insistió Cavusoglu, palabras secundadas por Zarif, quien subrayó que “no hay solución militar para la crisis siria”.

En paralelo, se conoció que el proceso de evacuación de Alepo al que apuestan estos países continuó hoy sin nuevos contratiempos, aunque no está clara la cantidad de personas alcanzadas por el operativo.

Ante la consulta de la agencia de noticias EFE, la portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Ingy Sedky, afirmó que unas 25.000 personas han salido de la segunda ciudad en importancia de Siria, desde el pasado día 15, proveniente principalmente de los barrios de Al Ansari, Al Mashad, Al Salahedin y Al Zabdie.

Sedky destacó que en las últimas horas han sacado a 14 heridos graves de la parte oriental de la población, aunque reconoció que no se sabe con precisión el número de personas que aún permanece en los distritos asediados, “hay miles, con lo que el proceso continúa”.

En paralelo, al menos 750 personas han sido evacuadas desde ayer de los pueblos de mayoría chiita de Fua y Kefraya, en la vecina provincia de Idleb y rodeados por el Frente de la Conquista del Levante (ex filial siria de Al Qaeda).

La salida de asediados de esas dos localidades fue incluida en el pacto alcanzado el sábado, a petición de Irán, aliado del gobierno de Damasco, para desbloquear la evacuación en Alepo, que fue suspendida el 16 de diciembre y que se reanudó el lunes.
Por su parte, la ONU confirmó la evacuación de 19.000 personas de Alepo, y de 750 de Fua y Kefraya; mientras que la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha rebajado a 16.200 los evacuados de la ciudad, entre ellos 6.000 combatientes, y a 700, los que han salido de esos dos pueblos.

Durante la jornada de hoy, los partidarios de Al Assad comenzaron a celebrar el triunfo del Ejército y se concentraron en la plaza de Sadallah al Yaburi, mientras que al atardecer la fiesta se trasladó a la plaza de Al Azizia, donde se ha colocado un árbol de Navidad.

Una de las frases más coreadas entre los participantes en la celebración fue “con el alma, con la sangre, nos sacrificamos por ti, Bashar”.

Las declaraciones del canciller ruso sobre la inminente culminación del operativo de evacuación, se sumaron la de Cavusoglu, que apuntó que el objetivo es que la operación acabe mañana.

A través de la red social Twitter, el jefe de la diplomacia turca indicó que “37.500 personas han sido evacuadas de Alepo hasta ahora. El objetivo es completar toda la evacuación hasta mañana”.

En este sentido, no de los corresponsales de la cadena pública de noticias adelantó que se espera en las próximas horas un comunicado de las Fuerzas Armadas anunciando la “liberación” total de Alepo tras la salida de los “terroristas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *