El “tetazo” convocó cientos de mujeres en diferentes provincias

“Liberar nuestros cuerpos” y “la única teta que molesta es la que no se puede comprar”, fueron algunas de las premisas convocantes en las ciudades de Ushuaia y Mar del Plata.

Bajo la premisa de “liberar” los cuerpos y “la única teta que molesta es la que no se puede comprar”, centenares de mujeres manifestaron en Ushuaia y Mar del Plata su repudio al accionar policial ocurrido a fines de enero en la localidad bonaerense de Necochea, cuando tres mujeres fueron obligadas a dejar una playa por mostrar sus senos.

Las manifestaciones en estas dos ciudades se complementaron con el llamado “tetazo” convocado por diversas organizaciones feministas en torno al Obelisco y que reunió a centenares de personas.

Un grupo de mujeres se concentró en el centro de la ciudad más austral del mundo, donde además se llevó a cabo una quema de corpiños, en rechazo a la prohibición a las mujeres de exhibir sus pechos y a la utilización del cuerpo femenino como “objeto de consumo”.

“Lo que estamos pidiendo es tener soberanía sobre nuestros cuerpos. Y especialmente repudiar el maltrato y las amenazas que sufrieron nuestras compañeras en Necochea por parte de efectivos de la policía bonaerense, justo en la playa, donde más parece lógico poder estar sin ropa”, afirmó la integrante de la agrupación feminista “La Hoguera” Ingrid Lagos Cartes en dialogo con Télam.

La activista fue la principal oradora del acto donde también se leyó en público parte de la sentencia dictada por el juez de Necochea Mario Juliano, desestimando que las mujeres reprendidas hubieran cometido una contravención o un delito.

“La policía armada o bajo amenazas no logrará que dejemos de liberar nuestros cuerpos. No somos propiedad privada de nadie y nuestro cuerpo, en cambio, es nuestra propiedad y es nuestra libertad “, aseguró la activista durante su discurso en Ushuaia.

En “La Feliz”, en tanto, mujeres y varones se sumaron esta tarde al “tetazo” marplatense que se organizó en la playa ubicada en la calle Río Negro y la costa.

La organización de mujeres marplatenses “Mirabal” organizó este topless en la playa, en la que madres con hijos, abuelas, jóvenes y adolescentes clavaron en la arena pancartas que decían: “Nuestros senos no deben ser censurados”.

También se vieron carteles con las inscripciones, “Igualdad”, “La única teta que molesta es la que no se puede comprar”, “En tetas nos queremos”, “Tetas sí…Ratis no” y “Mi cuerpo es mío y no de tu prejuicio”.

Mientras un grupo de chicas realizaban “body paint” sobre los senos de las manifestantes, miles de curiosos y reporteros gráficos de distintos medios de comunicación tomaban imágenes de esta movida que tuvo repercusión en las redes sociales.

Melina Antonucci, una de las organizadoras, dijo: “Queremos solidarizarnos y demostrarle a la sociedad que hacer toples no es un delito. No vamos a permitir que por mostrar los senos venga la policía y quiera detenernos, ya que no estamos haciendo nada malo”.

Por su parte, otras de las organizadoras, Pía Crivicich, aseguró que “si aquí hubiese una vedette la gente no se escandalizaría tanto como ver a todas juntas”.

“La propuesta fue venir a la playa a tomar unos mates y sacarnos el corpiño como una forma de liberarnos y de mostrarle a la sociedad que no tiene nada de malo mostrar los pechos que nos dieron de mamar cuando éramos bebés” sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *