El camarista Eduardo Freiler se aleja del juicio político

El inicio de un juicio político al camarista Eduardo Freiler por presunto mal desempeño de sus funciones quedaría postergado sin fecha definida luego de que el oficialismo consiguiera este lunes aprobar un dictamen de mayoría en la Comisión de Acusación pero sin la posibilidad de reunir los nueve votos necesarios para dar inicio a un jury de enjuiciamiento.

Así se desprende de la posición expresada en la votación de hoy por el representante académico en el Consejo, Jorge Candis, quien rechazó el inicio de un proceso contra el camarista por entender que “no están dadas las condiciones” para iniciar un juicio político en su contra y criticar el “uso abusivo de presunciones” en el marco del expediente.

De esta forma, la posición del oficialismo, encabezada por el diputado nacional Pablo Tonelli, consejero instructor del expediente que derivó en el dictamen acusatorio contra Freiler votado hoy en la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, quedó sin chances por el momento de reunir la mayoría especial de nueve votos sobre un total de trece miembros para poder dar inicio al juicio político propiamente dicho, con la consecuente suspensión en el cargo del magistrado.

De hecho, para que prospere el dictamen en el plenario, son necesarios nueve votos, de los cuales el oficialismo cuenta con ocho, ya que el noveno, que se estimaba sería el de Candis, terminó hoy por definirse contrario a la acusación contra Freiler en el marco de la Comisión de Acusación.

Candis y el senador del Frente para la Victoria Ruperto Godoy fueron los dos consejeros que votaron esta mañana contra el dictamen mayoritario, basado en un expediente de más de 200 hojas con las pruebas sobre las cuales se basó el pedido de juicio político contra el camarista por presunto mal desempeño.

“Se ha hablado mucho, que cambié el voto, que no lo cambié. Lo cierto es que en el plenario del 4 de mayo yo planteé un apresuramiento en la decisión del Consejo respecto a la imputación a Freiler”, dijo Candis, que fue el primero en presentar su posición respecto al dictamen, la más esperada del debate luego de un fin de semana de especulaciones.

Candis adelantó así su voto negativo de cara al plenario, lo que implicó un duro revés para el sector del Consejo que planteaba la necesidad de este juicio político ante la “falta de decoro” del magistrado.

Así, la aprobación del dictamen en Comisión sin el apoyo de Candis vino atado de la mano de una postergación de su tratamiento en el plenario -donde inicialmente se había programado que sería tratado este jueves- a la espera de que existan “los consensos necesarios” para su aprobación, según adelantaron a Télam fuentes de la mayoría del cuerpo.

Al fundar su voto, Candis argumentó “un uso abusivo de las presunciones” para estimar el patrimonio de Freiler, “usando en algunos casos valores genéricos, y no fruto de una tasación”.

En tanto, en su exposición, el diputado oficialista y consejero instructor del expediente contra Freiler, Pablo Tonelli, remarcó que, “en las más de 200 páginas del dictamen, está claramente demostrado que el magistrado no puede justificar el nivel de gastos realizados”.

“Existe una diferencia de más de 15 millones de pesos entre sus ingresos y egresos, que no pudo justificar de ninguna manera”, indicó Tonelli, quien estuvo a cargo de la instrucción del expediente en el seno de la Comisión de Disciplina y Acusación del cuerpo, que puso la lupa en el período comprendido entre principios del 2012 y fines del 2016, es decir durante los últimos cinco años.

Por su parte, los dos jueces que integran la Comisión de Disciplina, Luis María Cabral y Leónidas Moldes, votaron a favor del inicio de un proceso de remoción contra su colega, y lo fundamentaron en la “falta de decoro” en la que incurrió el magistrado, decoro que -indicaron- debe ser “propio de los jueces” al haber realizado gastos que “no guardan relación con sus ingresos”.

Reunidos alrededor de la mesa oval del salón Lino Palacio del segundo piso de Libertad 731, sede del Consejo, llegó el turno del senador del Frente para la Victoria (FpV), Ruperto Godoy, quien participó hoy merced a la decisión de la Justicia de concederle la apelación al fallo que días pasados había rechazado su presencia en el Consejo de la Magistratura por no contar con título de abogado.

Godoy argumentó que el Consejo se estaba “excediendo en sus funciones” al investigar el patrimonio del camarista y, además, “no escuchando a la Justicia que lo sobreseyó”.

Además del expediente abierto en su contra en el seno del Consejo de la Magistratura, sobre Freiler pesa también una causa judicial que se tramita en los Tribunales Federales de Comodoro Py por presunto enriquecimiento ilícito, en la que inicialmente había sido sobreseído, aunque luego la Cámara Federal porteña revocó esa decisión y ordenó profundizar la investigación, resolución confirmada en marzo último por la Cámara Federal de Casación Penal.

Al exponer su fundamentación en favor del dictamen acusatorio contra Freiler, el diputado nacional por la UCR, Gustavo Valdés, en respuesta a los argumentos esgrimidos por Godoy, sostuvo que la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo “no remueve jueces sino que habilita la posibilidad de que un jury de enjuiciamiento evalúe la conducta de un juez”, y recordó el caso del juez de ejecución penal Axel López, cuyo caso fue elevado a juicio político, y luego absuelto por el jurado de enjuiciamiento (marzo 2015).

Por su parte, el representante del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques, entendió que “están dadas todas las condiciones para llevar a juicio político” a Eduardo Freiler, y sostuvo que, con esa decisión, la Comisión “no” está cometiendo “ningún delito” sino “trabajando y tratando de llevar a jury de enjuiciamiento a un magistrado que no puede justificar su nivel de gastos con sus ingresos”.

En respuesta al argumento utilizado por Candis en su voto negativo, Mahíques recordó que, si son presunciones, el jury de enjuiciamiento “se ocupará de aclarar”, y subrayó que “están dadas todas las condiciones para llevar a juicio político a Freiler”.

Finalmente, para cerrar la etapa de argumentaciones previa a la votación, tomó la palabra el presidente de la Comisión, Pablo Tonelli, quien dejó claro que las denuncias contra Freiler no se refieren a sus actuaciones como magistrado, sino al crecimiento de su patrimonio y a su imposibilidad de justificarlo.

En la reunión de hoy, apoyaron el dictamen de mayoría, además de Tonelli, los consejeros Juan Bautista Mahiques (representante del Poder Ejecutivo); Miguel Piedecasas (abogado del interior), Luis María Cabral (juez), Angel Rozas (senador UCR), Leónidas Moldes (juez) y Gustavo Valdés (diputado UCR).

En tanto, votaron en contra el representante del estamento académico, Jorge Candis, y el senador nacional Ruperto Godoy.

También se sentaron en la mesa oval, aunque sin emitir voto por no formar parte de la Comisión, la presidente del Consejo, Adriana Donato, y el diputado nacional del FpV, Rodolfo Tailhade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *