El consumo de frutas podría protegernos del asma

Un estudio en el que participa el Hopsital General Universitario Santa Lucía de Cartagena, en España, demostró que el consumo de frutas parece proteger del asma por su papel de antioxidante natural, según informó el sitio Ecoticias a partir de un comunicado del Área de Salud II del país ibérico.

Según el informe publicado por el sitio especializado Ecoticias.com, dicho nosocomio se ha convertido en el primer centro de Europa que aporta resultados dentro de este trabajo de investigación internacional integrado en el proyecto ‘Global Asthma Network’.

La ‘Global Asthma Network’ es una entidad a nivel mundial en la que participan hasta 350 centros en 134 países con el objetivo de mejorar, a través de la investigación y vigilancia entre otros, el cuidado del asma, la enfermedad crónica más común en la infancia

Para ello, la pediatra del Hospital Santa Lucía, Patricia García-Marcos, ha analizado la evolución de la prevalencia y factores de riesgo de asma y dermatitis atópica en Cartagena en los últimos quince años y sus conclusiones, además, han formado parte de su tesis doctoral con mención internacional.

Entre ellas, destaca que, “se ha producido un leve incremento de la prevalencia de asma en Cartagena en la última década detectando además un número de casos con síntomas de asma que no contaban con un diagnóstico médico previo, lo que significa que podemos estar dejando casos de niños con asma sin diagnosticar y tratar adecuadamente”.

El infradiagnóstico que presenta el asma en edad escolar contrasta con un sobrediagnóstico actual de la dermatitis atópica. “Más de un tercio de los padres afirman que sus hijos han sido diagnosticados de dermatitis atópica cuando lo más probable es que en realidad tengan la piel seca o sensible pero que no hayan presentado brotes relevantes de esta enfermedad que acompaña normalmente al asma y a la rinitis”.

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y adolescencia y para una correcta detección y control de la enfermedad hay que tener en cuenta aspectos, tanto asistenciales, familiares, escolares y de la propia ciudad y entorno del niño. El asma es una enfermedad inflamatoria que afecta a los bronquios de algunas personas con una sensibilidad mayor de lo normal.

El remodelado bronquial que se produce estrecha la luz bronquial dificultando el paso del aire cuando estos bronquios además se contraen ante estímulos externos como infecciones o alérgenos, etc. Es importante revenir este remodelado bronquial con los tratamientos disponibles para que estos niños lleguen a edad adulta sin presentar cambios irreversibles que puedan afectar a su función pulmonar de por vida.

Entre los múltiples factores de riesgo que se han estudiado, los principales determinantes de la presencia de síntomas de asma en la edad escolar son dos, de una parte, haber presentado algún episodio de sibilancias (bronquiolitis) durante el primer año de vida y, de otra, el antecedente previo de una neumonía.

Al estudio fueron invitados a participar todos los niños sanos de entre seis y siete años de edad a través de los 61 colegios de Cartagena. Fueron incluidos en el estudio finalmente un total de 2887 niños (50,5% varones) con una (tasa de participación del 66,7%). Todos ellos comprendían edades entre los 6 años (43,5%) y los 7 años (56,5%). La mayoría de ellos habían nacido en España (97,9%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *