Microbióloga chilena busca financiamiento para desarrollar la cura del Hanta Virus

María Inés Barría nació en el Sur de Chile, es licenciada en Ciencias Biológicas, y luego de recibirse en la universidad de su país, trabajó en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, en Estados Unidos. Hace cinco años decidió volver a Chile, pero con una consigna muy clara, hacer algo que le sirva al lugar que la formó. “Nos pusimos a investigar qué falta en la Patagonia, y nos encontramos con el hanta”, contó desde Puerto Montt, en donde visita a su familia. “Se estudió mucho, pero no hay tratamiento. La gente se sigue muriendo. Por eso decidimos hacer algo para ayudar a estas personas”, recordó.

Efectivamente, un grupo de científicos de la universidad chilena de Concepción, liderados por María Inés Barría, descubrió el primer tratamiento específico para combatir el virus hanta, la afección que transmiten a los seres humanos los ratones colilargos y que puede ser mortal.

El tratamiento, explicó Barría, es en base a anticuerpos monoclonales. El proceso comenzó con el trabajo de detectar por qué algunos pacientes sobrevivían al virus. Y encontraron que tenían una gran cantidad de anticuerpos neutralizantes. “Reclutamos muchos pacientes que sobrevivieron y localizamos un donante. Aislamos la célula B -que son las productoras de estos anticuerpos- y pudimos crear y fabricar en el laboratorio”, explicó y aclaró que se hicieron las pruebas y todo funcionó bien.

María Inés se muestra entusiasta cuando se refiere el trabajo realizado, pero también aclara que el siguiente paso no se presenta sencillo. Para crear las dosis deben hacer la prueba piloto en humanos y para eso tiene que ser producido bajo estándares adecuados. Eso es costoso, mencionó Barría y agregó que la inversión ronda los 1,5 millones de dólares para producir 1.500 dosis.

La bióloga mantuvo una reunión en el Ministerio de Salud de Chile y los resultados no fueron alentadores. “Les pedimos una carta de interés para poder buscar el aporte económico, pero nos dijeron que no nos podían ayudar. Supongo que es porque tienen otras prioridades”, se lamentó y reconoció que toda la satisfacción del trabajo se diluye con la rabia por el fuerte condicionamiento económico. “Nos gustaría poder avanzar en algo en conjunto entre Chile y Argentina en este tema”.

No existe, según comentó María Inés, un anticuerpo de estas características para tratar la enfermedad del hantavirus en el mundo. Ahora estudian si puede funcionar para casos de hanta en otros lugares del planeta.

¿Cómo funciona?

María Inés explicó que los anticuerpos se administran como una vacuna, vía intravenosa o intramuscular. “Cuando nos vacunamos, el objetivo es generar anticuerpos”, aclaró y comentó que “este tratamiento no espera que el sistema inmune del organismo funcione, sino inocular inmediatamente estos anticuerpos para que el virus que ya está en el ser humano pueda ser neutralizado, inhibido, y cómo funciona el anticuerpo, elimina las partículas virales y las células infectadas. Así, le da tiempo al organismo para recuperarse y al propio sistema inmune a entablar una respuesta contra el virus”.

El hantavirus

 El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus hanta. Los ratones de campo (principalmente los colilargos) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

Se transmite por inhalación: Es la causa más frecuente. Ocurre cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente. También se puede transmitir por contacto directo, al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores. O por mordeduras de los roedores infectados.

Los síntomas se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, y a veces dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”, que si bien es poco frecuente puede llevar a la muerte si no es tratado a tiempo. (Fuente: Ministerio de Salud Gobierno Nacional)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *