Otro ataque terrorista contra un convoy de la OTAN en Afganistán

Un ataque terrorista a un convoy militar de la OTAN en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, dejó este lunes un saldo de al menos 11 niños muertos que asistían a una escuela en las cercanías y otras 16 personas heridas, en el segundo atentado ocurrido en el país en el mismo día.

El terrorista suicida, cuya pertenencia aún no ha sido aclarada, hizo estallar su auto ante el paso de una columna de vehículos de la Alianza Atlántica en esta región de Afganistán con fuerte presencia del grupo talibán, según dijo a la agencia AFP el portavoz de la policía Qasim Afgha.

El atentado ocurrió en la cercanías de una mezquita, en cuyo patio estaba reunidos los niños, quienes perdieron la vida por el colapso parcial del edificio a causa de la explosión, según dijo Matiullah Helal, portavoz local, a EFE.

En tanto en el convoy de la OTAN que circulaba por el distrito de Daman viajaban soldados rumanos junto a miembros de las fuerzas de seguridad afganas. La mayoría de los heridos son militares.

Horas antes un doble atentado había dejado al menos 25 muertos y decenas de heridos en Kabul, la capital. El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés) se atribuyó ese ataque, aunque aún no hay confirmación de quien estaría detrás del ocurrido en Kandahar.

Pero lo cierto es que el miércoles el grupo talibán, derrocado del poder en 2001 por una operación de la OTAN que aún no se ha retirado del país, anunció una ofensiva de primavera.

La ofensiva “Al Khandaq” empleará “nuevas e intrincadas tácticas” dirigidas a “aplastar, matar y capturar a invasores estadounidenses y a sus colaboradores”, dijo la milicia en un comunicado, de acuerdo a la agencia AP

Los talibanes y el ISIS están también enfrentados entre sí y compiten por imponer su influencia en Afganistán, aunque comparten su oposición a las tropas extranjeras destinadas en el país.

Aunque los talibanes suelen dirigir sus ataques contra blancos militares y del gobierno afgano, mientras que los yihadistas sunitas del ISIS concentran sus ataques en la población civil, especialmente miembros de la minoría chiita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *