Timerman defendió el memorándum con Irán y cuestionó a D’Elía, Esteche y Khalil

El ex canciller Héctor Timerman defendió hoy la firma del memorándum de entendimiento con Irán, la actuación de la ex presidente Cristina Kirchner, dijo que la causa es una “gran persecución” y criticó a otros acusados del caso a los que llamó “los tres chiflados”. Todo eso lo hizo al declarar en indagatoria desde su casa ante el Tribunal Oral que hará el juicio oral del caso, que todavía no tiene fecha

“Con la presentación de las acusaciones empezaba el juicio y eso después de 25 años debía ser un orgullo para la Argentina. Me fui en el 2015 del gobierno y ya era inconstitucional el memorándum. Cuatro años después, ¿me puede decir en qué ha avanzado la causa? Es retórico. Lo único que avanza es mi cáncer”, dijo Timerman desde su domicilio, hasta donde fueron a tomarle declaración los jueces Gabriela López Iñíguez y José Michilini y el fiscal Marcelo Colombo después de que se frustró por la mañana una videconferencia programa desde los tribunales de Comodoro Py.

“No hice nada que interfiera con la Justicia. Si tuviera alguna duda no hubiese firmado el memorándum”, agregó Timerman ante las preguntas de los jueces y el fiscal. También defendió a Cristina Kirchner: “La presidenta Cristina jamás me dio una orden que sea contraria a la ley y yo jamás la hubiera cumplido. Pero nunca la recibí. Ella estaba muy interesada en resolver este caso y resolverlo bajo su presidencia. Quiero dejar en claro esto porque parece que el tema del memorándum lo están usando para atacarla”.

Con voz baja y tenue, sentado en un sillón de su casa, Timerman declaró durante dos horas. Estuvo bajo prisión domiciliaria cuando el juez federal Claudio Bonadio lo procesó. Luego fue revocada.

El juicio por la firma del memorándum no empezó, pero el titular del Palacio San Martín atraviesa una grave enfermedad -tiene cáncer de páncreas- y ante la posibilidad de no poder estar presente cuando se inicie el proceso, pidió declarar antes. El tribunal aceptó el planteo y se previó la indagatoria para esta mañana a través de una videconferencia desde la casa, en conexión con los tribunales de Comodoro Py.

Pero no se pudo hacer por deficiencias técnicas: no había un micrófono que tomara con nitidez la voz del ex funcionario. Así, el tribunal y el fiscal fueron hasta la casa de Timerman. Algunas defensas lo siguieron desde tribunales. Sin embargo, desde la casa también hubo por momentos problemas con el audio que al promediar la declaración se solucionaron.

Timerman es uno de los 12 acusados, junto a Cristina Kirchner, el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, el dirigente social Luis D’Elía, el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, el diputado nacional Andrés Larroque, entre otros acusados, de la firma en 2013 del memorándum

La imputación es porque a través de la firma del memorándum con el régimen de Teherán se quiso beneficiar a los iraníes acusados del atentado a la AMIA –ocurrido en julio de 1994 y que dejó 85 muertos- que tenían pedido de captura internacional para dar de baja las detenciones vigentes por Interpol.

Las defensas rechazan la acusación y sostienen que fue una decisión política no judiciable que buscaba destrabar la causa penal que no avanzaba ya que no se podían concretar las detenciones de los acusados y así la causa estaba frenada. El memorándum -que contó con la aprobación del Congreso- permitía al juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, y al fiscal Alberto Nisman tomarles declaración a los acusados en Irán. Pero la Justicia luego lo declaró inconstitucional.

Timerman defendió la firma del memorándum y dijo que se trató de un “acuerdo político no judicial que beneficiaría al tema judicial” y que en la negociación con Irán nunca se puso sobre la mesa otro tema que no fuera el de la AMIA y que esa era la postura argentina. “Los iraníes querían incorporar todo pero no tuvieron éxito. En ese sentido tuvimos la presidenta y yo una convicción muy grande”, señaló Timerman, y cuando el fiscal le preguntó cuáles eran los otros temas, dijo que no los recordaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *