Advierten que la carne puede aumentar hasta un 40% en diciembre

En los próximos días se espera que haya una fuerte suba de los precios de la carne vacuna en las góndolas y carnicerías de todo el país, con aumentos que podrían llegar hasta el 40%.

Según los referentes de la cadena, los valores están estancados y los márgenes de rentabilidad para el productor son muy ajustados y hasta negativos en algunos casos. Por eso, es de esperar que los próximos aumentos de la hacienda en pie se trasladen al consumidor.

Según Daniel Urcia, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), hay varios motivos que explican el próximo aumento en el precio de la carne más consumida por los argentinos.

En primer lugar, indicó que el tipo de hacienda que se destina para el consumo interno, como son las categorías de livianos y vaquillonas, es deficitario con lo cual hace más de un mes que se vienen encerrando menos animales de los que salen. En consecuencia, en enero y febrero habrá menos oferta que la actual.

A su vez, informó que la demanda de la exportación está firme más allá que los precios que paga China haya retrocedido en los últimos 15 días. “La exportación tiene incidencia pero no es la responsable del aumento de precios”, reconoció.

Cabe señalar que las exportaciones de carne vacuna en este año apuntan a superar las 800.000 toneladas, récord para el país. Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, entre enero-octubre se enviaron al exterior 669.000 toneladas. Y China es la gran protagonista, representando el 75% del total de los embarques.

Además, continuó enumerando Urcia, por la época del año decae la oferta de vaca, que fue la protagonista de las exportaciones al gigante asiático. “Ahora, empieza a aparecer la oferta de novillos que no estuvieron presente en el primer semestre del año porque había una retención de machos para agregarle más kilos”, sostuvo.

De todas maneras, aclaró que será insuficiente cubrir la mayor demanda que va a tener la exportación y la demanda natural que tiene el mercado interno.

“El precio de la carne vacuna en el mostrador, aún con el aumento posterior a las elecciones, sigue siendo el precio más bajo de la última década medido a valores constantes”, aseguró.

En este sentido, según el último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), medido en 200 puntos de venta de Capital Federal y Gran Buenos Aires, los precios de los distintos cortes de carne vacuna tuvieron en promedio alzas significativas del 9,8% en noviembre de este año con respecto a octubre. Mientras que los cortes de pollo subieron 5% y los de cerdo, 5,4% en el mismo período.

El corte que más creció en valor en noviembre fue el matambre, con el 13% llegando a $ 311 el kilo, seguido por la carnaza común, con el 12,2% ($232) y la falda, 11,9% ($182).

Según el directivo de FIFRA, la dieta del argentino cambió. “Anteriormente, la carne vacuna era determinante, porque representaba el 90% del consumo. Hoy, representa el 50%. Bajó el consumo pero subió cerdo y pollo. No es que el argentino come menos proteína animal, sino que cambió la composición”, reflexionó.

Según datos oficiales, en Argentina el consumo de carne vacuna descendió a 52 kilos per cápita cuando creció el de pollo, a 45 kilos, y el de cerdo, a 16 kilos.

“El número para el ganadero no es bueno. La oportunidad para recuperar precios es a partir del año que viene. Pero para los frigoríficos exportadores no ha sido mal año, al contrario, ha permitido inversiones en los frigoríficos que hace muchos años no se hacían”, señaló.

Durante este año hubo dos momentos clave para los precios de la hacienda en el Mercado de Liniers debido a una menor oferta: Las PASO y las Elecciones Presidenciales celebradas el 27 de octubre lo que provocó subas de la hacienda del 20% desde las Paso a la fecha.

En el mercado concentrador más grande del país, el 9 de agosto, previo a las Paso, el precio del Índice Novillo (promedio de todas las categorías) había sido de $60,50 el kilo. A partir de ese momento, los valores comenzaron a crecer.

Así que para luego de las elecciones presidenciales, hubo picos de $81,38 el kilo. Sin embargo, posteriormente, el precio bajó porque apareció una mayor oferta de animales y para este martes 3 de diciembre cerró a $72,96.

“En diciembre este índice va a subir y es lógico que suba en la góndola también”, aseguró Carlos Colombo (h), de la casa consignataria Colombo y Magliano y quien también preside el Centro de Consignatarios de Productos del País (CCPP).

En este sentido, remarcó que se está esperando un alza en los valores porque todos los costos de los campos están en dólares y la hacienda quedó retrasada con respecto a lo que subieron todos los insumos.

El titular de CCPP reconoció que los aumentos de los valores de todos los cortes de carne vacuna se dan entre diciembre/enero por un tema estacional porque la mayor oferta de terneros se da a partir de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *