Bono de $ 10.000: el Gobierno analiza continuar el beneficio hasta junio

En medio de la crisis económica y social provocadas por la pandemia del COVID-19, en el Gobierno empieza a debatirse el futuro del bono de $10.000 que alcanza a 7,8 millones de argentinos pertenecientes a los sectores sociales más desprotegidos.

Desde el Poder Ejecutivo los votos de inclinan por mantener el beneficio por dos meses más. En cambio, la postura de la ANSES, el organismo a cargo de la implementación del bono, es otra: darlo de baja y a cambio fogonear algún otro tipo de ayuda, como los créditos a tasa cero.

Semanas atrás había abierto el paraguas el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien sostuvo que los beneficios concedidos hasta ahora podrían extenderse a mayo porque “hay un grupo importante de argentinos que están padeciendo la crisis”.

Desde uno de los ministerios involucrados en el tema le dijeron a Clarín que la extensión del bono de $1 10.000, conocido como Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), “se está analizando”.

La intención del titular de la Anses, Alejandro Vanoli, va en otro sentido. En referencia a otra de las ayudas que dispuso el gobierno, ayer puso en duda que se reedite el bono de $ 3.000 que recibieron los jubilados. En declaraciones periodísticas sostuvo que en principio “no se pagará en mayo otro bono extraordinario de $ 3.000 para jubilados y pensionados”, mientras afirmó que habrá “otros instrumentos” para paliar la crisis”.

Entre esos instrumentos, que según fuentes de la ANSES podrían extenderse a otros beneficios, como el IFE, están los créditos a tasa cero o una ayuda del estado similar a la que perciben los trabajadores de las empresas que tienen dificultades para abonar sus salarios.

El bono le llega a 7,8 millones de argentinos que no tiene trabajo en blanco, ni cobran jubilaciones. También abarca a monotributistas de las categorías A y B y a los beneficiarios de la AUH.

El viernes será un día clave para esto, ya el tema podría definirse en la reunión de gabinete económico que se realizaría ese día con la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el titular de la Anses, Vanoli, y la viceministra Cecilia Todesca.

El martes, desde la Casa Rosada difundieron un informe que detalla cuál sería el costo de las medidas para amortiguar el efecto económico de la cuarentena si estás se extendieran por mayo y junio. Si el IFE, entre otros beneficios, como los créditos subsidiados a empresas, se prolongara hasta junio, el costo total para el sector público sería de $ 1,7 billones, equivalente a 5,6% del PBI.

La difusión de este informe dio la pauta de que el tema de la extensión del bono de $ 10.000 está bajo análisis, a tal punto que la secretaria de Política Económica ya tiene modelos con los cálculos de cuánto representará esto en el presupuesto público.

Si bien el grueso de los beneficiarios ya habrían cobrado el bono, los que no están bancarizado tendrán que esperar hasta junio para percibirlo. En el cronograma que difundió la ANSES para que aquellos que aún no cobraron elijan la forma de pago, es establece que quienes cobren a través del Correo Argentino o mediante un cajero de la red Link pero sin tener tarjeta de débito deberán esperar otros 40 días. Por cuestiones operativas esos pagos recién estarán disponibles del 4 de junio a 1 de julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *