Contención sanitaria y social en Volcán

El Ministro de Salud, Mario Fiad aseguró que la situación sanitaria esta controlada y que ya se iniciaron las tareas preventivas con los agentes efectores para evitar la aparición de casos de diarrea, hepatitis, conjuntivitis u otras patologías muy comunes en casos de desastres naturales como los registrados en la región. En tanto, Alejandro Marenco confirmó la distribución de alimentos, agua, insumos y ropa.

Mario Fiad indicó que desde el primer momento viene trabajando intensamente en el lugar todo el personal de APS y de emergencias, instalándose con guardias permanentes las 24 horas con médicos, enfermeros, psicólogos, agentes sanitarios y ambientales no sólo haciendo un relevamiento sino también cumpliendo las acciones de prevención, promoción y de acción que hace a la parte asistencial.

Explicó que además de las atenciones normales en estos casos, también se realizaron vacunas para completar el esquema y otras antitetánicas a personas con heridas leves por precaución.

Se transportaron además personas que estaban en el norte de Volcán para que reciban sus tratamientos especiales como diálisis; se evacuaron vía helicópteros a seis personas y otras a través de un paso peatonal provisorio para agilizar el traspaso de la zona más afectada.

El Ministro de Salud, aseguró que la situación sanitaria esta controlada para un lugar que todavía está con un riesgo potencial de cuadros de diarreas, conjuntivitis, hepatitis y demás, que son las que estamos tratando de prevenir para que se pueda minimizar esas situaciones.

Distribución de víveres, agua y ropa.

Por su parte, el secretario de Asistencia Directa y Calidad de Vida, Alejandro Marenco aseguró que la provisión de alimentos y agua envasada, esta asegurada tanto en el pueblo como en los centros de atención de evacuados, donde también se entregaron colchones y ropa de abrigo.

Respecto al aspecto alimentario explicó que se cocina en los centros de evacuación para las familias allí ubicadas, mientras que para los pobladores que van recuperando su habitad, se les entrega un bolsón con 14 alimentos no perecederos y alimentos frescos como verduras, hortalizas, frutas y carnes.

Ese esquema de entrega de alimentos se replicará día por medio y se complementará con la provisión de elementos de aseo personal (jabón de tocador, cepillos de dientes, pasta dental, papel higiénico y pañales) y de limpieza del hogar (detergentes, lavandinas, creolina, etc.).

En tanto la dotación de 10 litros de agua envasada para consumo se repondrá diariamente para cada familia, y se aportará también agua transportada en camiones cisternas desde Lozano, para las tareas de aseo del hogar, aunque también se trata de agua potabilizada.

Finalmente explicó que luego de haber realizado la primera evaluación de las familias afectadas se iniciará la distribución de ropa entre los pobladores afectados, concluyó.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *