San Lorenzo se llevó el clásico ante Huracán

El ‘Ciclón’ ganó 1 a 0 por el tanto de Blandi. Los de Pablo Guede, quienes ahora mandan en la Zona 1 con 24 puntos, sufrieron hasta el último segundo frente al ‘Globo’, al que no le cobraron un claro penal de Matías Caruzzo sobre ‘Wanchope’ Ábila. Dirigió Jorge Baliño y Néstor Ortigoza erró una pena máxima.

Fue casi un parto, pero San Lorenzo logró vencer a Huracán por 1 a 0 en el ‘Nuevo Gasómetro’ por el gol de Nicolás Blandi. Al conjunto de Pablo Guede, que venía de la eliminación en la Copa Libertadores, le costó un montón doblegar al elenco de Eduardo Domínguez, al que no le dieron un penal sobre la hora, ya que Jorge Baliño juzgó que no hubo falta.

Un arranque furioso de Huracán con dos chances clarísimas. La primera fue antes del minuto con Mariano González probando afuera del área y con el balón yéndose al lado del palo. Y después, el mismo jugador sacó un zapatazo estupendo que dio en el travesaño, picó en la línea y salió (Jorge Baliño juzgó que no entró).

Después, el partido fue por momentos de ida y vuelta, con el mediocampo de paso para ambos conjuntos. Sin embargo, el visitante parecía estar más picante con un Wanchope Ábila que aguantaba todo lo que le arrojaban y que se las ingeniaba para ser una molestia a los defensores rivales. Por su parte, San Lorenzo fue equilibrando el partido y más allá de tener el dominio de la pelota no podía incomodar a Marcos Díaz, quien no pasó apuros durante la etapa inicial del encuentro.

 

En el complemento, el ‘1’ de Huracán evitó el tanto con una atajada a puro reflejo pero después no pudo a los 14 minutos con Nicolás Blandi. En este caso, un pase de Néstor Ortigoza dejó solo por la izquierda al Pitu Barrientos, quien luego cedió al medio para que el ex Boca empujara en la línea una pelota que se metía igual por el desvío de Federico Mancinelli. A partir de ahí, el delirio era local pero Guede decidió cambiar a los 26 minutos sacando a Sebastián Blanco (volante) y metiendo a Paulo Díaz (defensor).

San Lorenzo cedió el protagonismo a Huracán, que fue a buscar el empate (Ábila se lo perdió solo con una tijera que se fue desviada). Sin embargo, en el medio de la tensión, una mano de Mauro Bogado le dio un penal al Ciclón que Néstor Ortigoza desperdició al pegarle al travesaño (segundo errado en su carrera de 34 que pateó). Sin dudas, un condimento más para un partido que tuvo roces de todos lados y que para cerrar tuvo un increíble penal que Jorge Baliño no dio al visitante al no cobrar un golpe de Matías Caruzzo a Ábila.

Todo el Ciclón tuvo que esperar hasta el segundo final, luego del penal no cobrado, un cierre fenomenal de Ezequiel Cerutti y un remate de Mancinelli en tiempo de descuento que Torrico controló. Así, con el triunfo concretado, la alegría de San Lorenzo se desató por saber que ganó el clásico, lidera la Zona 1 y se ilusiona con jugar la gran Final (su próximo rival será Independiente, al que visitará en Avellaneda). En tanto, Huracán perdió chances en la Zona 2 de estar en los primeros puestos y si bien ahora recibirá a Racing, su mente está en la Ida de los Octavos de Final ante Atlético Nacional de Medellín por la Copa Libertadores (el martes lo recibirá).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *