Israel tomó medidas tras el atentado palestino en Tel Aviv

Israel anuló el jueves miles de permisos de entrada de palestinos durante el ramadán y anunció el despliegue de dos batallones en Cisjordania ocupada en respuesta al sangriento atentado del miércoles en Tel Aviv.

“No voy a detallar las medidas que vamos a tomar, pero no tengo la intención limitarme a declaraciones”, declaró el nuevo ministro de Defensa Avigdor Lieberman en el lugar donde se produjo el atentado.

El miércoles dos palestinos de unos veinte años abrieron fuego a las 21:30 (hora local) en Sarona, un barrio muy concurrido con bares y restaurantes, cerca del ministerio de Defensa. Cuatro israelíes murieron, cinco resultaron heridos y los dos atacantes fueron detenidos, uno de ellos herido de bala.

Las imágenes de las cámaras de vigilancia dieron cuenta del horror vivido durante el ataque. Dos hombres vestidos con traje y corbata, con apariencia de ejecutivos, abrieron fuego de golpe con armas de mano, al parecer automáticas, en el restaurante Max Brenner.

El jueves, el restaurante estuvo abierto, para demostrar que la vida continúa y mientras en el exterior decenas de adolescentes cantaban al son de una guitarra: “No tengas miedo, sé fuerte si estás solo”.

Los cuatro israelíes que perdieron la vida son Ido Ben Arié (42 años), Michael Feige (58), Ilana Navé (39) y Mila Michaiev (32), informó la policía. Los autores del atentado fueron identificados como Jaled Mohammad Majamrah y Mohamad Ahmad Majamrah, dos primos de 22 y 21 años respectivamente, uno estudiante y el otro empleado, nacidos en Yatta, una localidad cercana a Hebrón, en la Cisjordania ocupada. Uno de los dos atacantes fue detenido sin heridas y el otro habría recibido disparos y se encontraría en un estado grave en un hospital.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de regreso de una visita a Moscú, acudió al lugar del atentado después de reunirse con el nuevo ministro de Defensa, Avigdor Lieberman. “Habrá acciones intensivas de la policía, del ejército y otros servicios de seguridad, no sólo para capturar a cada cómplice de este asesinato sino también prevenir este tipo de actos”, dijo Netanyahu.

 

Registros durante la noche

Durante la noche, los soldados israelíes entraron en Yatta, donde registraron numerosas viviendas y detuvieron a varias personas, indicó una portavoz del ejército israelí. Yatta está cercada y nadie puede salir salvo por razones humanitarias, agregó la portavoz.

El padre de Mohamad Ahmad Majamrah dijo que los militares había tomado las medidas de la vivienda, una acción previa a una demolición de castigo.

Por otra parte Israel anunció que congelaba 83.000 permisos de entrada de los palestinos durante el ramadán. “Todos los permisos otorgados por el ramadán, en particular los permisos destinados a las visitas familiares (para los palestinos) procedentes de Judea-Samaria quedan congeladas”, anunció el COGAT, el organismo de coordinación de las actividades israelíes en los territorios palestinos. Judea-Samaria es el nombre que utiliza el gobierno israelí para nombrar Cisjordania ocupada.

Una parte de esos permisos afecta a los palestinos que se trasladan a Jerusalén Este (la parte palestina de Jerusalén ocupada y anexada por Israel) durante el mes sagrado del ayuno musulmán, que comenzó el lunes pasado.

El gobierno israelí decidió también congelar todos los pedidos de permiso de los habitantes de Gaza, un territorio separado geográficamente de Cisjordania ocupada y de Jerusalén por el territorio israelí. Numerosos habitantes de Gaza solicitan durante el ramadán poder salir de Gaza, un territorio sometido a un estricto bloqueo, para ir a rezar a la explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este.

Israel desplegará a centenares de soldados de refuerzo en Cisjordania, un territorio palestino ocupado, anunció el jueves el ejército israelí. “Tras examinar la situación la división de Judea-Samaria será reforzada con dos batallones”, dijo un portavoz del ejército, el coronel Peter Lerner. Según fuentes militares se trataría de un centenar de soldados más.

El ataque de Tel Aviv es el más mortífero cometido por palestinos contra israelíes desde el 1 de octubre pasado, cuando comenzó el actual ciclo de violencia. Israel, Jerusalén y los territorios palestinos viven una ola de violencia que ha costado la vida a 207 palestinos, 32 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés desde el 1 de octubre.

La mayoría de los palestinos muertos eran autores o presuntos autores de ataques, la mayoría cometidos con cuchillos. Muchos de los atacantes procedían de la zona de Hebrón, en el sur de Cisjordania ocupada.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *