Macri encabezó los festejos del Bicentenario en Tucumán

El presidente Mauricio Macri encabezó el sábado los festejos por el Bicentenario de la Declaración de la Independencia, en los que lamentó haber recibido “un país y un Estado realmente castigado por la mentira y la corrupción”, pero aseguró que ahora va “en la dirección hacia un futuro mejor”. En la puerta de la Casa Histórica, el mandatario brindó un discurso en el que defendió “el camino” iniciado por su Gobierno y envió mensajes a todos los sectores de la sociedad, entre los que se destacó una advertencia a los gremios.

En su alocución, el jefe de Estado resaltó la “responsabilidad” que conlleva la independencia y remarcó: “No le podemos echar la culpa a nadie de lo que nos suceda, porque somos los dueños de nuestros destinos. No significa que alguien venga a tomar las decisiones por nosotros, ni los problemas sean solucionados por otros. Somos nosotros los que tenemos que elegir nuestros proyectos, impulsarlos, defenderlos”.

Tras participar del tedeum en la Catedral y firmar un acta con gobernadores, instó a la población a “no tener miedo, no escuchar a aquellos que se han enfermado con el poder”. “Empezamos a caminar en la dirección hacia un futuro mejor y con otros valores: la cultura del trabajo, el esfuerzo personal, el diálogo después de años tratando de encontrar soluciones comunes y la verdad”, destacó el líder del PRO.

En ese sentido, resaltó que “la verdad es dura, desafía, porque hay que reconocer lo que pasa y ahí resolverlo”, ante lo cual pidió “alejarse de la viveza criolla mal entendida, que el vivo, el que saca ventaja, el que engaña, es al que le va mejor”. Al respecto, Macri hizo una comparación con el juego del truco: “Uno no puede andar en el día a día cantando falta envido sin nada, no puede andar haciendo señales falsas. Al revés, necesitamos señales claras, de que tenemos compromiso y palabra, porque eso potencia nuestras capacidades”.

“Todas las transiciones son difíciles. Pero este punto de partida es especialmente difícil porque encontramos un país y un Estado realmente castigado, por la mentira y la corrupción, que nos sigue irritando todas las semanas”, lamentó el jefe de la Casa Rosada e insistió en que por “la precariedad” tuvo que tomar “muchísimas decisiones y algunas fueron duras, difíciles, dolieron y siguen doliendo”. “Sé que a muchos argentinos les está costando. Pero si había una alternativa, la hubiese tomado, pero no la había”, afirmó el mandatario.

A la hora de dirigirse a los distintos sectores de la sociedad, el Presidente pidió entender que “un país es como una familia: lo que hace a un integrante repercute en otro” y pidió que “cada uno dé lo mejor de sí”.

“A nuestros queridos trabajadores, la cultura del trabajo, del esfuerzo, que te lleva al camino de la dignidad. Pero tenemos que alejarnos de lo que pasó en los últimos tiempos, en que creció el ausentismo, las licencias, las jornadas horarias reducidas”, lanzó y agregó: “Cada vez que un gremio consigue una jornada reducida, el resto de los argentinos lo estamos asumiendo como parte de un costo”.

En tanto, Macri les recordó a los gobernantes y funcionarios públicos que tienen “más responsabilidad” y subrayó que hay que “dar el ejemplo en el diálogo, en la cercanía, en la austeridad, en la transparencia”. En ese aspecto, reclamó que todas las jurisdicciones del país se transformen en “gobiernos abiertos” y manifestó que “es más importante invertir que gastar”.

Mientras, con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, entre los presentes, el mandatario señaló que tienen que “defender el valor de la ley, la Constitución y terminar con la impunidad con equilibrio, con mesura, cuidando el valor de la palabra, porque son los que consolidan el sistema institucional”.

Finalmente, aseveró que la inflación “ya está bajando” y la definió como un “cáncer que tanto ha golpeado tantas veces en la historia”, así como también pidió a la población “aprender a consumir la menor cantidad de energía posible”. “Hoy, la Argentina está entre los países que más energía consume por habitante. Pero no es culpa de ustedes. Fue culpa de una mala y errónea política que nos llevó a no darnos cuenta que, además, consumiendo energía de esta manera dañamos el medio ambiente”, concluyó Macri.

 

El presidente y los gobernadores firmaron un “acta compromiso para el tercer siglo de los argentinos”

Mauricio Macri firmó un acta compromiso con gobernadores

El presidente Mauricio Macri firmó el sábado un “acta compromiso para el tercer siglo de los argentinos” junto a los gobernadores, en el marco del Bicentenario de la Declaración de la Independencia.

Tras recorrer el interior de la Casa Histórica guiado por la directora del Museo, Patricia Fernández Murga, el mandatario se dirigió a la Sala de la Jura, en donde procedió a la firma del “Acta compromiso para el tercer siglo de los argentinos” ante los gobernadores, funcionarios nacionales y representantes extranjeros. Allí, el jefe de Estado y los representantes provinciales reconocieron que hay “grandes desafíos por delante” y resaltaron que “los próximos cien años serán obra de los hombres y las mujeres que comparten este tiempo, unidos en el sentimiento fraterno de una historia común”.

Asimismo, destacaron que “ahora es el turno de honrar y hacer realidad los ideales que legaron los hombres de 1816 para proyectarlos a las nuevas generaciones de argentinos”. “Nuestro primer siglo fue el de la emancipación y la organización nacional. El segundo fue el de la conquista de los derechos y la democracia. Hagamos juntos que el tercero sea el del diálogo y la convivencia, el del fin de las injusticias y el del cumplimiento irrestricto de nuestra Constitución Nacional. En paz, en unión y en libertad. ¡Viva la Patria!”, concluye el acta rubricada.

Los únicos dos gobernadores que no asistieron fueron los de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y de Chubut, Mario Das Neves, quienes enviaron en su lugar a sus vicegobernadores, Pablo González y Mariano Arcioni, respectivamente. Otros ausente fue el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien adoptó la misma decisión que su hermano y senador, Adolfo Rodríguez Saá, de no participar de los actos oficiales organizados por el Congreso y la Presidencia.

En tanto, los que sí asistieron fueron, además del anfitrión, Juan Manzur, los mandatarios de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; de Chaco, Domingo Peppo; de Corrientes, Ricardo Colombi; de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Pampa, Carlos Verna; de Misiones, Hugo Passalacqua; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de San Juan, Sergio Uñac; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala; y de Tierra del Fuego, Rosana Bertone. También participaron de los actos oficiales los gobernadores de Formosa, Gildo Insfrán; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Catamarca, Lucía Corpacci; de La Rioja, Sergio Casas; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Neuquén, Omar Gutiérrez; y de Jujuy, Gerardo Morales.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *