Florencia Kirchner pidió que la Justicia abra las cajas de seguridad a su nombre

Florencia Kirchner solicitó el miércoles a la Justicia que ordene la apertura de las dos cajas de seguridad que se encuentran a su nombre en la casa matriz del Banco Galicia, en el marco de la investigación por el caso Hotesur. El pedido fue realizado por la joven a través del abogado Carlos Beraldi, que patrocina a Cristina Fernández de Kirchner, luego de que el martes el juez federal Julián Ercolini dispusiera el resguardo de las cajas, donde habría depositados un total de 4.664.000 de dólares, según lo informó la propia expresidenta ante la Justicia.

“Como no tenemos nada que ocultar, autorizo y requiero que proceda a la apertura de las cajas de seguridad Número 5783-9-9 y 5873-3-5, de las que soy titular tal como informara voluntariamente a ese Juzgado y sin ningún tipo de requerimiento que se me hubiese cursado a tal fin”, afirmó Florencia Kirchner en el escrito presentado ante Ercolini. La joven agregó que solicita la apertura de las cajas “con el propósito de verificar la tenencia de dólares estadounidenses, los cuales fueron adquiridos legítimamente cumpliendo con todas las normativas establecidas”.

Según había informado la expresidenta Kirchner ante la jueza federal María Servini de Cubría el pasado lunes, en dichas cajas fueron depositados 2.250.000 dólares y 2.414.000 dólares, respectivamente. Florencia Kirchner además abrió la caja de ahorro en la que quedaron depositados 1.032.144,91 dólares, pero no se adoptó ninguna medida con los depósitos de esta cuenta.

En su presentación, Florencia solicitó que para “evitar que continué el show mediático, que la diligencia propuesta sea llevada a cabo con los resguardos necesarios y reservas que requiere la ley”, pero con la mayor premura, habilitando para ello la feria judicial.

La hija de Cristina Kirchner denunció además que “la megadifusión brindada” a los operativos, los cuales debieron “haberse llevado a cabo en un marco de reserva”, “se inscribe, lamentablemente, dentro de la campaña de persecución y desprestigio que viene sufriendo” su familia, al tiempo que ratificó que la denuncia de la diputada Margarita Stolbizer que dio origen a la medida “no sólo resulta falsa sino que proviene de un acto de carácter delictivo”.

Se refirió así a la denuncia presentada por su madre que indica que lo informado por Stolbizer a la justicia resulta el producto de “un acto vil de tráfico ilegítimo de información, además distorsionada de manera dolosa”, que tuvo su inicio con motivo del allanamiento dispuesto por el juez Claudio Bonadio al domicilio del contador de la familia, Víctor Alejandro Manzanares, en Río Gallegos, en el marco de la causa “Los Sauces”. “Frente a la calumnia, la única defensa posible que nos queda consiste en demostrar su manifiesta falsedad y espero que Vuestra Señoría, al menos, por un principio básico de equilibrio entre las partes, me permita ejercer este elemental derecho de raigambre constitucional”, completó la presentación de Florencia.

Según indicó la denuncia que efectuó la diputada y líder del GEN, Stolbizer, la hija de la exmandataria habría abierto las dos cajas en marzo pasado para supuestamente evitar que le quitaran fondos a su familia en medio de las causas judiciales que la involucran.

Ahora, el abogado Beraldi solicitó la apertura de las mismas para intentar demostrar su inocencia, a partir del contenido que pudiera encontrarse, del cual ya informó a la jueza Servini de Cubría, quien por sorteo quedó a cargo de la causa que inició la expresidenta contra Stolbizer y Bonadio.

La investigación judicial se suscitó a partir de que Stolbizer denunciara “movimientos extraños” en las cuentas de Cristina y una supuesta maniobra para ocultar unos 5 millones de dólares en cajas de seguridad a nombre de su familia.

El martes, Ercolini dispuso fajar las cajas de seguridad que Florencia Kirchner abrió en marzo pasado en la casa matriz del Banco Galicia para “resguardarlas” y evitar que se sustrajeran fondos. La medida no pudo llevarse a cabo en ese momento porque los efectivos de Gendarmería a cargo del operativo se encontraron con que la bóveda del banco estaba cerrada con un dispositivo electrónico, por lo que allí se quedó una custodia y el mandato del magistrado finalmente se concretó el miércoles.

El juez federal ordenó el procedimiento al hacer lugar al pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita, luego de que la líder del GEN denunciara la existencia de cajas de seguridad de la familia de Cristina Kirchner que contendrían dinero sin declarar. La presentación fue hecha en el caso Hotesur, donde también se investigan inconsistencias en las declaraciones juradas presentadas por la expresidenta, así como maniobras de lavado de dinero a raíz del alquiler de sus hoteles por parte del empresario Lázaro Báez.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *