Milagro Sala fue condenada a tres años de prisión en suspenso

El Tribunal Oral Federal condenó a Milagro Sala a tres años de prisión en suspenso por daño agravado en calidad de instigadora en la causa por la agresión contra el actual gobernador, Gerardo Morales.

En tanto, la dirigente piquetera fue absuelta de la acusación por amenazas, ya que el tribunal Oral Federal consideró que ese delito había prescripto.

La pena impuesta a Sala es la misma que había pedido la Fiscalía, aunque la condenaron por un solo de los dos delitos por los que había sido procesada. La querella, en tanto, había solicitado 8 años de prisión efectiva.

Junto a Sala fueron condenados como autores materiales de la agresión Graciela López y Ramón Salvatierra, a 3 y 2 años de prisión en suspenso, respectivamente.

Los magistrados también ordenaron que los tres condenados realicen 3 horas de trabajo comunitario semanal en Cáritas. También mandó a secuestrar, una vez que haya sentencia firme, un vehículo Fiat, que pertenece a Sala.

En el inicio de la audiencia, el tribunal le dio la oportunidad a los imputados de pronunciarse por última vez. “Siento mucho dolor interno por la injusticia que estamos viviendo, porque no robamos nada, hemos trabajado y dignificado a miles de compañeros. Ese fue nuestro pecado”, se lamentó Sala ante del tribunal. “Dignificar a los que menos tienen me significó estar sentada en este sillón”, insistió.

Antes de ella, López había apuntado: “En el juicio quedó muy en claro el revanchismo político hacia las organizaciones sociales de un sector del poder político que es el primer responsable de la crisis de 2001. Hoy se criminaliza la protesta”.

El juicio en el que hoy fue condenada Sala fue iniciado a partir de una denuncia que le hizo Morales por ser la supuesta instigadora del “escrache” que sufrió en octubre de 2009, cuando le tiraron huevos durante una actividad en el Consejo Superior de Ciencias Económicas. Un testigo aseguró que durante una reunión Sala dio la orden de atacar al entonces senador nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *