Fuertes críticas a Trump por la eliminación de la versión en español del sitio de la Casa Blanca

La Casa Blanca dijo hoy que la ausencia repentina de la versión en español de su página web obedece a que el sitio está “en construcción”, luego de que España y la Real Academia Española cuestionaran la polémica eliminación del enlace en español por parte del nuevo gobierno de Donald Trump.
“La página está en construcción”, dijo el nuevo vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, al ser consultado por periodistas por el retiro del enlace en español durante su primera rueda de prensa formal desde la asunción del republicano Trump, hace cuatro días.
“Hemos hecho mucho trabajo en esa web y vamos a continuar desarrollando esa web”, prosiguió Spicer.
“Va a tomar tiempo, vamos a ir trabajando pieza por pieza”, agregó el portavoz sobre el desarrollo de la página web, aunque no precisó si la versión en español volverá.
Las declaraciones de Spicer se produjeron luego de las críticas que recibió la decisión de retirar la información en español en la web de la Casa Blanca, teniendo en cuenta que más de 50 millones de personas en Estados Unidos y 700 millones en todo el mundo hablan ese idioma.
La versión en español de la web de la Casa Blanca desapareció poco después de que Trump tomara posesión de su cargo el viernes pasado.
“Disculpe, la página que está buscando no puede encontrarse”, dice el mensaje en inglés que aparece en la página web, abierta por el gobierno del presidente saliente, Barack Obama, poco después de llegar al poder en 2008.
La decisión de retirar esa versión en español en la web de la Casa Blanca es un gesto “simbólico”, aunque “grave” por sus implicaciones, que hoy lamentaron en España varios miembros del gobierno.
“No nos parece una buena idea. Creemos que, siendo un país con 52 millones de personas que hablan el castellano o el español, no es una gran idea renunciar a un instrumento de comunicación”, dijo el canciller español, Alfonso Dastis, en rueda de prensa en Barcelona.
Al ser consultado por si el gobierno español tomará algún tipo de medida ante la decisión de la administración Trump, el ministro de Relaciones Exteriores destacó la decisión es una “cuestión interna” de la Casa Blanca, informó la agencia de noticias EFE.
Por su parte, el ministro de Justicia español, Rafael Catalá, señaló que la comunidad iberoamericana tiene actualmente “desafíos trascendentes relevantes y complejos” y ha destacado la defensa del idioma como una de las “grandes herramientas” para hacer frente a esos retos.
La decisión de retirar la información en español “no es una buena noticia” pero “no detendrá ni pondrá en peligro la difusión imparable” del idioma, aseguró por su parte el ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.
En tanto, el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, dijo que, con la decisión, se cumplían “desafortunadamente” las previsiones “más negativas” sobre Trump y que era “un retroceso notable” aunque sea “simbólico”, porque no va a frenar el uso del idioma, en un país en la que cada vez es “más firme” la presencia del español.
Villanueva no ve la forma de hacer “una protesta oficial”, pero recalcó que en este asunto “no tiene interés solo el gobierno español sino el de 22 países más”, es una cuestión “que tiene que ver con la expulsión de las minorías” y que, a pesar de la tradición “lingüicida” de Estados Unidos, el español “resistirá” al empeño de volver al “english only (sólo inglés)”.
Para el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se trata de un gesto “simbólico” pero “grave” porque “no presagia cosas buenas”: hay un 18 % de la población que habla español, que subirá en 40 años al 23,4 %, y Trump “rema contra corriente”.
“Nosotros no vamos a pararnos, vamos a continuar, y el Cervantes, del brazo de todos los países iberoamericanos, vamos a volcarnos en Estados Unidos, pero no buscando pelea sino el diálogo”, añadió.
Con la llegada de Trump a la Casa Blanca todavía no se nombró a un nuevo responsable de prensa para medios hispanos, un cargo que ocupaba con Obama hasta la fecha Gabriela Chojkier.
Días antes de su investidura, el 20 de enero pasado, Trump terminó de anunciar los nombres de todos los integrantes de su gabinete, la mayoría de los cuales aún deben ser confirmados por el Senado y entre los que no hay ningún latino.
Durante la campaña electoral, el magnate neoyorquino protagonizó varios momentos polémicos por sus críticas al uso del español en Estados Unidos.
Estados Unidos es un país “en el que hablamos inglés, no español”, dijo el entonces magnate, ahora devenido en presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *