10 claves de la alimentación saludable en verano

Llega el calor y muchos se preguntan si existe algún tipo de solución mágica para llegar en “condiciones” a la temporada de verano. Antes de hablar de “soluciones mágicas”, es importante seguir un plan de alimentación saludable durante el verano. Hay que ser consecuentes con el deseo de tener un cuerpo armónico y que al mismo tiempo sea saludable. Para ello es muy importante escuchar al cuerpo y evitar cualquier tipo de exceso.

Para la Lic. Liliana Grimberg, Coordinadora del área de Nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, un error muy común es la hidratación inadecuada. La profesional plantea, es muy importante tomar suficientes líquidos: desde infusiones y caldos de verduras hasta infusiones frías, agua con limón, menta y jengibre, priorizando siempre el agua.

Otro aspecto a tener en cuenta son los alimentos proteicos, ya que dan mayor saciedad y son muy importantes para un plan de alimentación equilibrado. Las carnes magras son una buena opción junto con la clara de huevo y el huevo, ya que tienen pocas calorías y nos dan los aminoácidos necesarios para formar proteínas de alta calidad biológica, no solo las de los músculos, sino del pelo y las uñas, entre otras. La leche descremada y sus derivados, como los yogures descremados y quesos magros, son una muy buena alternativa en este caso.

Es fundamental ser ordenado con las comidas y no saltearse ninguna, asegurándose las cuatro ingestas: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Liliana Grimberg plantea la importancia de evitar todos los alimentos procesados o industrializados, como los snaks, golosinas, facturas, panificados y frituras, ya que nos dejan con ganas de seguir comiendo y, por su calidad, no nos aseguran una buena nutrición. En vez de ello, debemos tratar de apuntar a  los vegetales, las frutas, carnes magras y lácteos descremados.

Por otro lado, cuando hablamos de calidad de vida también hay que referirse al descanso, quees un espacio vital que debemos respetar y mucho. Liliana Grimberg recomienda dormir entre 7 y 8 horas diarias, dado que cuando hay depravación del sueño se producen cambios a nivel hormonal que repercuten en el cuerpo y tienen incidencia en problemas cardiovasculares, estrés, diabetes y dificultad para bajar de peso.

A continuación la Lic. Liliana Grimberg comparte 10 claves para una alimentación saludable durante el verano:

–          Realizar las cuatro comidas diarias, sin saltearse ninguna.

–          Plan alimentario variado

–          Beber 3 litros de líquido diarios.

–          Evitar por completo el consumo de alcohol.

–          Comer una amplia variedad de hortalizas  y frutas de estación.

–          Elegir alimentos frescos de estación.

–          Limitar el consumo de azúcar, sal y también de edulcorantes.

–          Disminuir el consumo de bebidas diet.

–          Evitar los alimentos procesados y ultraprocesados hechos por la industria.

–          Consumir alimentos de sabor neutro para no estimular las papilas gustativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *